Milagro Sala llama al pueblo mapuche a "resistir la persecución"

Milagro Sala llama al pueblo mapuche a "resistir la persecución"
13 de enero de 2017 ROMINA SANTARELLI/ MINISTERIO DE CULTURA DE ARGENT

BUENOS AIRES, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La dirigente indígena argentina Milagro Sala ha manifestado su solidaridad con la comunidad mapuche, a la que califica como "víctima de la represión policial por la defensa de sus derechos".

La activista y líder de la organización Tupac Amaru, a través de una carta enviada este jueves al pueblo mapuche de Lof Cushamen --azotado en los últimos días por esa represión, según sus palabras--, ha instado a ese y el resto de pueblos indígenas a "resistir la persecución y el ataque a todos los derechos que pudimos conquistar a fuerza de pelearla durante 500 años".

"Con mucho dolor escuché estos días las noticias sobre cómo una vez más los pueblos originarios sufrimos el ataque de quienes asumieron el poder el 10 de diciembre de 2015 --en referencia al presidente Mauricio Marci-- para castigar a los más pobres y defender a los más ricos", ha expresado Sala en el escrito.

"Quiero, desde esta prisión en la que me encuentro hace ya un año detenida injusta y arbitrariamente, enviarles mi más profunda solidaridad. Sepan que aún presa acá tienen a una hermana dispuesta a acompañarlos en su lucha", añade en la misiva, que firma como "Milagro Sala, presa política de Macri y de Morales".

Sala, que llevaba en el penal de Alto Comedero de Jujuy desde el 16 de enero de 2016 cumpliendo prisión preventiva por instigar escraches en 2015 contra el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, fue condenada el pasado 29 de diciembre a tres años de cárcel, pero la pena no se aplicará a no ser que reincida, al tratarse de una condena en suspenso.

Numerosas asociaciones, así como organismos internacionales y políticos del mundo entero pidieron la liberación de Sala durante el año que pasó en prisión.

REPRESIÓN EN LOF CUSHAMEN

En marzo de 2015, varias familias de este pueblo patagónico de la provincia de Chubut se hicieron nuevamente con el control de unas tierras que habían pasado a manos de la empresa textil italiana Benetton.

Este martes, más de 380 efectivos de la Gendarmería Nacional y fuerzas de la policía provincial de Chubut fueron desplegados en torno a la comunidad mapuche de Cushamen, "invadiendo su territorio militarmente y reprimiendo a sus integrantes", según informan varios medios locales.

Según los mismos, el pueblo denuncia que "el objetivo de las fuerzas represivas no era solamente liberar las vías del tren para que pase la Trochita, como afirmó el Juzgado Federal de Esquel, sino ejercer una represión ejemplar sobre la comunidad que se enfrenta al magnate Benetton con el objetivo de amedrentarlos y armarle causas judiciales por su resistencia y defensa del territorio".

Como ocurriera con Milagro Sala, distintos representantes de la sociedad civil, incluido Amnistía Internacional, han condenado la represión que recibieron los integrantes de la comunidad Lof Cushamen.