1 de julio de 2013

Un brunch por todo lo alto, la guinda al pastel de bodas de Adriana Abascal y Emmanuel Schreder

Un brunch por todo lo alto, la guinda al pastel de bodas de Adriana Abascal y Emmanuel Schreder
JOSÉ RAMÓN GUISADO

MADRID, 1 Jul. (CHANCE) -

El pasado viernes Adriana Abascal estrenaba nuevo estado civil. Dejaba de ser mujer divorciada para convertirse en la mujer de Emmanuel Schreder. Se casó en una ceremonia civil e íntima en el consistorio de Sant Joan, Ibiza.

Y es que a diferencia de la fiesta de bienvenida que ha dado la pareja en la noche del viernes y la celebración del sábado, el acontecimiento civil fue estrictamente íntimo y solo acudieron la pareja, los testigos y pocas personas más. Según hemos podido saber, la novia lucía un estupendo modelo del diseñador Lorenzo Caprile, en tonos claros con bordados y pedrería.

La fiesta nupcial del sábado tuvo lugar en una casa de campo cerca de Santa Gertrudis. La estancia ha sido decorada para la ocasión por Luis Galliussi. La celebración ha tenido lugar a las ocho de la tarde ante todos los invitados y después, se ha celebrado una fiesta que se prolongó hasta altas horas de la madrugada, en la que no faltó un grupo de mariachis en homenaje al país de la novia.

Cerca de 280 invitados han sido los que se han trasladado desde Estados Unidos, Suiza y Francia, para asistir al enlace. Por parte española destacó la modelo Eugenia Silva, que asistió con Alfonso de Borbón.

Posteriormente, el domingo, los recién casados ofrecieron un brunch para sus invitados en uno de los beachs de moda en la playa. Adriana y Emmanuel llegaron de la mano luciendo una amplia sonrisa, y recibieron de nuevo numerosas felicitaciones de sus amigos.

Adriana Abascal ya casada con Emmanuel Schreder estaba muy guapa vestida para la ocasión con una blusa estampada de colores, un short, sandalias planas doradas a juego con el collar, gafas de sol y un maxi bolso. Emmanuel por el contrario, ha preferido optar por una camisa azul celeste y unos pantalones en tono rojo.

Entre los invitados a este fantástico brunch no faltó el rostro televisivo, Boris Izaguirre además de los mencionados Alfonso de Borbón y Eugenia Silva.

Parece que Adriana Abascal vuelve a tener estabilidad sentimental. La modelo mantuvo una relación durante 7 años con el entonces magnate de los medios de comunicación sudamericanos, Emilio Azcárraga. Tras la muerte de este, Adriana se reencontró con el empresario español, Juan Villalonga, el que fue su primer marido y con el que ha tenido 3 hijos, sin embargo, la pareja acabó divorciándose.