10 de diciembre de 2013

La condena de Tyson por violación le impide entrar en Gran Bretaña

La condena de Tyson por violación le impide entrar en Gran Bretaña
GETTY

LONDRES, 10 Dic. (Reuters/EP) -  

   El ex campeón mundial de peso pesado Mike Tyson no pudo ingresar a Gran Bretaña para promover su libro por cambios en las leyes de inmigración del país europeo, informaron el martes medios locales.

   El boxeador estadounidense, que cumplió una condena por violación, se encuentra actualmente en París tras haber padecido una prohibición de ingreso a territorio británico, donde tenía programado presentar su nueva autobiografía: 'Undisputed Truth'.

   La nueva normativa de inmigración implica que cualquier persona con una condena previa que resultó en una sentencia de cárcel de más de cuatro años tiene prohibida la entrada al país.

   Tyson, de 47 años, fue condenado a seis años de prisión en 1992 por haber violado a una ex reina de la belleza.

   "Hubo un cambio en la ley de inmigración del Reino Unido en diciembre del 2012, de la cual nosotros no estábamos al tanto", dijo su editor, Harper Collins, citado por medios.

   "Por esta razón Mike tuvo que cambiar su ubicación a París para cumplir sus obligaciones con la prensa del Reino Unido", agregó.

   El Ministerio del Interior británico confirmó que había modificado las normas de inmigración el año pasado. "No haremos comentarios sobre los detalles de un caso individual", dijo el ministerio en un comunicado.
"Nos reservamos el derecho a negar el ingreso al Reino Unido a cualquier persona que haya sido condenada por ofensas criminales", añadió.

   Tyson se convirtió en el campeón mundial de peso pesado más joven de la historia en 1986, con 20 años, y fue el primer boxeador de esa categoría en ostentar los tres cinturones más importantes del deporte al año siguiente.

   Mike Tyson peleó en Gran Bretaña en ocasiones anteriores, cuando venció a Julius Francis en Manchester en el año 2000 y a Lou Savarese en Glasgow ese mismo año.

   En su libro 'Undisputed Truth' ('Verdad Incuestionable'), Tyson realiza diversas confesiones, entre ellas, que quiso "matar" a su contrincante Evander Holyfield, durante el famoso combate de 1997, a quien finalmente le arrancó la oreja de un mordisco, lo que le costó la descalifición. Además, confiesa que estuvo a punto de morir a causa de las drogas y el alcohol, y su adicción sexual.

   "Yo solo quería matarlo, pero sus cabezazos me pusieron muy furioso", reconoce Tyson en relación a las embestidas que le propinó Holyfield durante la pelea. "Yo era un soldado indisciplinado y perdí la compostura, así que le mordí la oreja", relata Tyson.