31 de agosto de 2013

Paracaidismo, puenting, paddel surf, montar en moto... La intrépida Amaia Salamanca se atreve con todo

Paracaidismo, puenting, paddel surf, montar en moto... La intrépida Amaia Salamanca se atreve con todo
EUROPAPRESS

MADRID, 31 Ago. (CHANCE) -

Paracaidismo, puenting, paddel surf, fútbol, correr, jugar con delfines, esquiar, y montar en su GSX-R son sus hobbys. Intrépida, valiente, arriesgada, así es Amaia Salamanca. A pesar de confesarse una persona tímida y vergonzosa con las personas que no la conocen, se atreve con todo. Es capaz de jugar al fútbol con su chico y sus amigos.

Durante este verano hemos podido verla protagonizando un anuncio de Tampax del que está siendo imagen que no ha dejado indiferente a nadie: "Tú antes podías haber oído hablar de tampones no sabías en qué consistía y este anuncio te lo deja claro, cómo es, en qué consiste. Más fácil y más claro no puede ser". De lo más natural nos ha hablado de Tampax y de cómo es ella.

CH: Vuelves a Tampax, cuéntame un poquito esta campaña. AS: Sí, vuelvo cuando yo estaba empezando a trabajar, cuando no era tan conocida como ahora. Creo que han pensado en mí porque tampax pearl implica no te quedes en casa, sino pote un tampón y aprovecha a hace todo tipo de actividades. Y a mí me han visto así, con alegría...

CH: Cuatro de cada diez mujeres solo usan el tampón. Que nuestras madres no estuvieran tan puestas es normal pero ahora... AS: Sí, sí. Debe ser por la desinformación. A mí en el colegio no me enseñaron y a lo mejor es donde debían enseñarte porque a lo mejor tu madre nunca lo ha utilizado, entonces como va a enseñarte, ¿no? Por eso este anuncio lo deja claro y abre las puertas bastante a la naturalidad de este concepto de tampón.

CH: Me sorprendió verte con los delfines, pero habitualmente eres muy intrépida, jugar al futbol, ir en moto ¿quién es Amaia? ¿quién eres? AS: Jeje, pues soy una persona atrevida, que me gusta y he hecho paracaidismo, puenting... no todo lo que suponga riesgo, pero si lo que te da un poco de locura a tu vida, todo ese tipo de cosas me encantan. Tengo mi faceta tímida, soy vergonzosa con la gente que no conozco; me cuesta. Pero con la gente que me conocen de verdad, ellos saben que me gusta divertirme, hacer bromas y pasármelo bien.

CH: Por cierto, ¿dónde has dejado tu supermoto? ¿sigues cogiéndola? AS: Sí, sí. Por contrato en teoría no se debería coger moto por si sucede cualquier cosa. También hay que saber cuándo. Si hace frío o llueve sería incapaz de cogerla.

CH: ¿Como puedes decir que antes eras menos conocida con el exitazo que tuvo 'Sin tetas'? AS: Obviamente es el trampolín. Había hecho una serie antes que se llamaba 'SMS'. Yo incluso estaba en la Universidad estudiando y no me planteaba trabajar como actriz. Lo veía como diversión y encima me sacaba un dinerito. Pero luego hago el casting para 'Sin tetas no hay paraíso', me cogen y... nunca pensábamos que fuera a tener el boom mediático que tuvo. Guardo muy buenos recuerdos de esa serie. A raíz de esa serie he podido seguir trabajando, seguir teniendo proyectos hasta este último que ha sido 'Gran Hotel'. Algo totalmente distinto a lo que había hecho hasta ahora. Un trabajo más maduro. A nivel interpretativo tienes que irte a otra época, 1900. Es otra manera de trabajar y me gusta. También interpreté a la Princesa Letizia. Son personajes que no tienen nada que ver unos con otros. Eso es lo que me llama de un proyecto, que sea algo distinto a lo que he hecho hasta el momento.

CH: Cuando eras pequeña, ¿qué querías ser de mayor? AS: Pues pensaba que me iba a dedicar a algo relacionado con el deporte porque siempre me ha gustado mucho. Mi hermano ha estudiado INEF, es preparador físico. Luego me metí en administración de empresas y derecho, una doble licenciatura pero lógicamente la dejé aparcada. Alguna vez la terminaré pero prefiero seguir con estudios de interpretación, seguir trabajando y estudiar más idiomas.

CH: Ahora cuando te levantas por las mañanas ¿qué piensas? AS: Ja, ja. Cuando me levanto por las mañanas me cuesta empezar a pensar. Soy de las que despertarse y madrugar lo paso fatal. Pero bueno, me siento una persona muy afortunada de estar trabajando en los momentos en los que estamos, de tener la suerte que he tenido respecto a todo: mi vida, mis amistades, mi familia, a todo. Intento tocar madera y ver si puedo seguir trabajando y seguir llevando las cosas tan bien como las he llevado hasta ahora.

CH: ¿Te tienen que poner los pies en el suelo alguna vez? AS: No, yo creo que suelo tener los pies en el suelo. Además lo que siempre he tenido es a mi familia, mi pareja, y mis amigos alrededor, que ellos son bastante críticos. Y bueno, hay que saber aceptarlo y pensar que la próxima vez se intentará hacer de otra manera. Todas las críticas sirven.

CH:¿Y cómo te las tomas? AS: Pues bien. Mis amigos no son tan críticos. Yo creo que es porque aún no me ven ni como actriz. Es como una relación totalmente fuera de lo profesional. Mi familia sí son los que más están encima y los que me dicen lo que sí o lo que no les ha gustado.

CH: ¿Hasta dónde te gustaría llegar? AS: Como todo el mundo en su trabajo, quiero llegar a lo más alto posible. En este mundo, lo más alto es Hollywood, que es un poco como la meca del cine. Pero no es algo que me obsesione o que yo tenga esa meta. Simplemente lo que quiero es seguir trabajando, ya que todavía soy joven y tengo mucho que aprender, y me gustaría trabajar fuera, pero te digo Francia o cualquier otro país que no te haga trabajar en tu idioma. Es una experiencia profesional que te llevas pero también personal.

CH: ¿Cómo es Amaia en su día a día? AS: Pues una persona normal y corriente. En invierno muy ermitaña porque no me gusta nada el frío. Soy de quedarme en casa viendo una peli o leyendo con una manta hasta la nariz. Y en verano es que me cambia hasta el carácter. En verano me encanta salir con mis amigos, hacer mucho deporte, ir a la playa... Soy mucho más activa.

CH: Bueno, tienes una pareja estable y conocida ¿Cómo lleváis el ser los dos conocidos? AS: Yo te puedo hablar de mí misma y de cómo vivo mi vida privada. Entiendo que interese. Soy una cara conocida, me ven en las televisiones de sus casas y aparezco en las revistas. Pero está claro que yo estoy muy a gusto. Estoy viviendo un momento personal muy bueno y muy feliz. Obviamente el tiempo está dándome la razón y cada uno sabemos diferenciar nuestra vida profesional de nuestra vida privada y cada uno lo que queremos es ser conocidos y ser buenos en nuestra vida profesional.

CH: Tengo una pregunta muy curiosa ¿por qué vais siempre con chófer? AS: Suena fatal la palabra chófer. Yo siempre digo conductor. A ver yo... es que claro sería meterme en mi vida privada. Yo no tengo conductor. Yo tengo mi coche y yo me puedo mover con mi coche. Pero es verdad que hay veces que tiro de conductor pero no es mío. A parte, en Madrid aparcar es muy complicado y si tienes que ir a un sitio rápido...

CH: Virtudes y defectos de Amaia Salamanca. AS: Creo que me van a salir muchos más defectos que virtudes. No sé, el carácter. Tengo mucho carácter y eso es tanto bueno como malo. Y defectos, pues soy una persona muy impaciente, pero soy una persona muy exigente. Igual que exijo en mí, me gusta también exigir en los demás porque creo que como yo me tomo esa exigencia al pie de la letra, me gusta que los demás también sean así. No sé. Creo que soy muy profesional. Siempre me involucro mucho en lo que hago.

CH: ¿Y Rosauro cómo es? AS: Eso pregúntaselo a él. A eso yo no te puedo contestar.

CH: Sí que es cierto que lleváis mucho tiempo y que se os ve muy fenomenal. Eso está a la vista de todo el mundo. AS: Yo te puedo decir que soy muy feliz y que lo que no puedo es esconder que llevo una relación desde hace tres años. Pero lo que no me gusta es hablar y dar pie a que se hable más de nuestra vida privada más que de nuestra vida profesional.

CH: ¿No te planteas nada de cara al futuro? AS: Hombre de cara al futuro, sí. Me gustaría ser madre. Claro que me gustaría evolucionar de esta manera y formar una familia pero nunca iría a ningún sitio a contarlo y a dar información sobre ello de manera muy concreta.