1 de octubre de 2015

Cautela ante el descubrimiento de agua en Marte de la NASA

MÉXICO DF, 1 Oct. (Notimérica) -

El pasado lunes la NASA informó que la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) encontró la presencia de un componente del agua en Marte, lo que indica una posible existencia de vida en el planeta rojo.

Los investigadores detectaron firmas de minerales hidratados (sales hidratadas) en las laderas donde rayas misteriosas conocidas como surcos son vistos en el planeta rojo, las cuales parecen ir y venir con el tiempo. La NASA indicó que estas rayas se oscurecen y parecen fluir de laderas empinadas durante las estaciones cálidas, y luego se desvanecen en las estaciones más frías.

Un investigador del Departamento de Ciencias Espaciales del Instituto de Geofísica de la UNAM, Héctor Durand Manterola, se muestra cauto ante dicho hallazgo. "Hay unas marcas oscuras que se forman en las laderas que se interpretan como flujo de agua, estas marcas no son algo nuevo, desde hace diez años o más se habían descubierto en las laderas de cráteres, montañas, etcétera", afirma el investigador. Pero la novedad del descubrimiento, añade, radica en que han detectado en la parte baja de esas manchas la presencia de sales hidratadas, que requieren la presencia de agua para su formación. "Aparentemente el que sean hidratadas indica que puede ser que agua líquida está fluyendo", asegura.

A pesar de que esas sales puedan indicar la existencia de agua, Durand, junto con algunos compañeros, no descarta otra posibilidad. Estos sugieren que las marcas provienen de flujos secos de arena y partículas de hielo de agua que fluyen debido a la sublimación del dióxido de carbono. Aunque esta teoría no es compartida por el resto de la comunidad científica.

Esta teoría se sostiene en el hecho de que exista arena en la superficie de Marte, donde también se condensa el CO2 de la misma atmósfera en forma de nieve. Entonces se hace una mezcla de arena de silicatos, pequeños granitos de CO2 y granos de hielo de agua, y en el momento en que se incrementa la temperatura el C02 pasa a estado gaseosos mientras que los granitos de hielo no sufren ninguna alteración. Ese gas mueve los granos de arena y hace que fluyan como si fuera agua.

Añadió que las evidencias geológicas que existen en Marte como son los conglomerados, barrancos o líneas de costa, confirman que hubo agua pero en su etapa temprana, poco después de la formación del planeta, "pero no se sabe cuándo terminó esa fase en la que había agua líquida en superficie, pero seguro fue hace muchos millones de años atrás".

Durand Manterola resaltó que es probable que haya agua líquida a varios kilómetros debajo de la superficie y es difícil que fluya a la superficie de manera directa.

"Hay evidencia que existen momentos, al mediodía cuando el Sol está iluminando fuertemente la superficie en las regiones cercanas al ecuador, que el planeta puede alcanzar temperaturas suficientemente altas como para tener agua líquida", indicó.

Por lo tanto, señaló que habría que ver dónde se hallan estas sales hidratadas y las manchas que se observan, porque si están cerca del ecuador podría ser que el mismo hielo que está en la superficie se funde y fluye, y no que el agua sale del interior del planeta.

El investigador concluye diciendo que a pesar de que el descubrimiento llevado a cabo por la NASA es importante, no aporta los datos suficientes para hablar de la existencia de vida.