27 de noviembre de 2019

La caza empujó a la extinción al 'pingüino' del hemisferio norte

La caza empujó a la extinción al 'pingüino' del hemisferio norte
La caza empujó a la extinción al 'pingüino' del hemisferio norte - WIKIMEDIA

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La caza intensiva pudo haber causado la rápida extinción del alca gugante, una abundante ave marina no voladora considerada el 'pingüino' del del Atlántico Norte, extinguida durante el siglo XIX.

Las alcas gigantes eran pájaros grandes y no voladores que se cree que existieron por millones. Se distribuyeron alrededor del Atlántico Norte, con colonias reproductoras a lo largo de la costa este de América del Norte y especialmente en las islas frente a Terranova. También se pueden encontrar en islas frente a las costas de Islandia y Escocia, así como en toda Escandinavia.

Pero estas aves tenían una larga historia de ser cazadas por humanos. Fueron cazados furtivamente por su carne y huevos durante los tiempos prehistóricos, y esta actividad se intensificó aún más en el siglo XVI por marineros europeos que visitaban los caladeros de Terranova. Más tarde, sus plumas se volvieron muy buscadas en el siglo XVIII, lo que contribuyó aún más a su desaparición.

"A pesar de la bien documentada historia de explotación desde el siglo XVI, no está claro si la caza sola podría haber sido responsable de la extinción de la especie, o si las aves ya estaban en declive debido a los cambios ambientales naturales", dice la autora principal del nuevo estudio sobre la especie, Jessica Thomas, investigadora postdoctoral en la Universidad de Swansea.

Para investigar esto más a fondo, Thomas y sus colaboradores llevaron a cabo análisis combinados de datos genéticos antiguos, datos de corriente oceánica basados en GPS y viabilidad de la población, un proceso que analiza la probabilidad de que una población se extinga en un número determinado de años. Secuenciaron genomas mitocondriales completos de 41 individuos de todo el rango geográfico de la especie y utilizaron sus análisis para reconstruir la estructura y dinámica de la población de aves a lo largo del período del Holoceno, los últimos 11.700 años de la historia de la Tierra.

"Tomados en conjunto, nuestros datos no sugieren que los alcas gigantes estuvieran en riesgo de extinción antes del comportamiento intensivo de caza humana a principios del siglo XVI", explica el coautor Thomas Gilbert, profesor de Genómica Evolutiva de la Universidad de Copenhague.

"Pero críticamente, esto no significa que hayamos proporcionado pruebas sólidas de que los humanos solos fueron la causa de una gran extinción del alca. Lo que hemos demostrado es que la presión de la caza humana probablemente haya causado la extinción, incluso si las aves aún no lo hubieran hecho bajo amenaza de cambios ambientales", añadió.

La investigación se publica en eLife.