16 de abril de 2020

Un centenar de impactos de pequeños asteroides en la Luna en 3 años

Un centenar de impactos de pequeños asteroides en la Luna en 3 años
Un centenar de impactos de pequeños asteroides en la Luna en 3 años - ESA

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un telescopio especializado de la ESA, operado desde el Observatorio Kryoneri en Grecia, ha detectado en tres años un centenar de destellos en la superficie de la Luna, que representan impactos de pequeños asteroides.

El proyecto NELIOTA (Lunar Impacts and Optical TrAnsients) de objetos cercanos a la Tierra busca destellos donde son más fáciles de observar, en el lado oscuro de la luna no iluminado por el sol. Utiliza un telescopio de 1,2 metros y un sistema de doble cámara que divide la luz del destello lunar en dos colores. Esto ayuda a los científicos a estimar otra característica importante de un impacto, su temperatura. Desde que comenzó el proyecto en marzo de 2017, ha realizado un total de aproximadamente 149 horas de monitoreo lunar y detectado 102 destellos lunares.

La Tierra es constantemente bombardeada por escombros espaciales naturales: fragmentos de cometas y asteroides, también conocidos como meteoritos. La mayoría se quema en nuestra atmósfera, pero algunos objetos, particularmente aquellos de más de unos pocos metros, son potencialmente peligrosos y su número no se conoce bien.

Los impactadores terrestres más pequeños son demasiado pequeños para ser detectados directamente con telescopios y demasiado impredecibles para ser capturados de manera confiable con cámaras terrestres de 'bolas de fuego'. En cambio, para tener una idea de cuán comunes son estos objetos y su amenaza potencial para la Tierra, miramos a la luna.

La atmósfera de la Luna es insignificante, con una masa total de menos de 10 toneladas. Como tal, incluso los pequeños asteroides que viajan a velocidades rápidas dejan un impacto, como lo ilustra su superficie muy llena de cráteres.

Cuando los meteoritos o pequeños asteroides golpean la superficie lunar a gran velocidad, generan un destello de luz que, si es lo suficientemente brillante, es visible desde la Tierra. Los científicos pueden usar el brillo de un destello para estimar el tamaño y la masa del objeto que lo causó, y mejorar nuestra comprensión de la frecuencia con la que colisionan objetos similares con la Tierra. Típicamente, los asteroides que pesan menos de 100 gramos y miden menos de 5 cm crean estos destellos lunares observables.

DETECCIÓN CRUZADA

El proyecto NELIOTA no está solo en su búsqueda de destellos lunares. Su detección número 100 no solo marcó un hito impresionante para el proyecto, sino que también fue la primera vez que una de sus detecciones fue confirmada por otro observatorio.

Utilizando un telescopio de 35 cm, un equipo recién establecido en el Observatorio de Impacto Lunar Sharjah (SLIO) de la Academia Sharjah de Astronomía, Ciencias Espaciales y Tecnología, en Emiratos Árabes Unidos, detectó un destello el 1 de marzo de 2020. Más tarde se confirmó que este destello era de el mismo evento que la detección número 100 de NELIOTA.

"Las detecciones cruzadas como esta son muy útiles, ya que descartan la posibilidad de que un satélite lento y brillante sea identificado erróneamente como un flash de impacto", dice Detlef Koschny, codirector del programa de Seguridad Espacial de la Oficina de Defensa Planetaria del ESA. "Si bien NELIOTA tiene otros medios menos directos de excluir tales eventos, estamos entusiasmados de tener más ojos en la luna, lo que nos ayuda a comprender el camino rocoso en el que viaja nuestro planeta".

Observar el mismo supuesto evento de impacto lunar desde diferentes lugares es una forma muy efectiva de detectar este tipo de detección falsa. Otros observadores de destellos de impacto lunar pueden verificar sus datos con los de NELIOTA: todos los destellos detectados por el sistema se publican en el sitio web de NELIOTA dentro de las 24 horas.