8 de enero de 2016

La clave del éxito para el emprendimiento se llama 'crowdworking'

La clave del éxito para el emprendimiento se llama 'crowdworking'
PIXABAY

MADRID, 8 Ene. (Notimérica) -

Al finalizar sus estudios, muchos son los jóvenes que se decantan por sacar a flote su proyecto de negocio innovador en vez de trabajar para otros dentro de una empresa.

Por el momento, las estadísticas no están de parte de este tipo de personas, ya que está demostrado que ocho de cada diez compañías emergentes o 'startups' fracasan.

A pesar de los datos poco optimistas, cada vez son más las grandes compañías que tratan de echar una mano a estos jóvenes, confiando en sus ideas y brindándoles el apoyo necesario para que éstas salgan adelante.

Este es el caso de Telefónica, que a través de su programa 'Open Future' ha creado 22 espacios llamados 'crowdworking' en asociación con gobiernos regionales o 'partners' privados con el fin de "desarrollar los ecosistemas locales y fomentar el emprendimiento a nivel global".

Según el blog de la compañía, 'Think Big', la idea comenzó con la proliferación de los espacios de 'coworking', en los que profesionales autónomos, teletrabajadores y empresarios se daban cita para trabajar en oficinas compartidas. De esta manera, todos podían compartir sus conocimientos y experiencias, incrementando su eficiencia.

A raíz de esta práctica, 'Open Future' puso en marcha una "nueva generación de espacios abiertos", tanto para socios públicos y como privados, que buscaban convertirse en centros de conocimientos e innovación participativos y colaborativos.

Por el momento, la mayoría de estas salas se encuentran repartidos en España, aunque también hay centros en Costa Rica, Chile, Ecuador, Paraguay, Corea, China y Finlandia.

¿CÓMO PUEDES FORMAR PARTE DEL 'CROWDWORKING'?

En cuanto a los requisitos necesarios para abrir un 'crowdworking', la compañía establece que los espacios deben ser abiertos, de unos 500 metros cuadrados, con salas de reuniones para hacer cursos y en las que puedan practicar los compañeros y tengan conectividad wifi. Respecto al sector económico en el que se desempeñará la actividad, dependerá del socio y sus necesidades.

Una vez cumplidos estos requisitos, la manera en la que se articulan los 'crowdworking' es sencilla: se lanzan retos en cada uno de los espacios con unas condiciones específicas que los proyectos deben cumplir. Durante un plazo concreto, los emprendedores pueden optar a un puesto en el espacio, que será concedido basándose en el nivel de maduración del proyecto, su valor, su equipo y, desde un punto de vista meritocrático, cuáles tienen más posibilidades de ser un negocio viable económicamente aunque esté en fase inicial.

En relación a los tiempos de estancia en el espacio, son muy flexibles y se adaptan según cada región. Para controlar que los proyectos se desarrollen y evolucionen se exigen una serie de hitos y resultados que tienen que ir cumpliendo.

Además del espacio físico, una de las ventajas más importantes que tiene formar parte del 'crowdworking' de Telefónica es la posibilidad que se da a los emprendedores de acceder a su red global de contactos.

Por ello, gracias a sus principios de negocio y de una "economía abierta, colaborativa, inclusiva y social", este movimiento promete convertirse en el camino del éxito para muchas 'startups' que están dando sus primeros pasos en diferentes puntos del planeta.