21 de septiembre de 2015

Hallan restos del celacanto más antiguo conocido en África

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Científicos han hallado varios ejemplares del pez fósil conocido como celacanto en un estuario de 360 millones años de edad, cerca de Grahamstown, en Cabo del Este, una provincia de Sudáfrica.

El paleontólogo Robert Gess, en colaboración con el profesor Michael Coats, de la Universidad de Chicago, describen en un artículo en 'Zoological Journal of the Linnean Society', los más de 30 ejemplares completos de fósiles de la nuevas especie, 'Serenichthys kowiensis', hallados en la famosa área del Devónico tardío 'Waterloo Farm'.

Gess realizó la investigación mientras estaba completando su doctorado en el Instituto de Estudios Evolutivos de la Universidad de Witwatersrand, en Sudáfrica. "Cabe destacar que todas las delicadas impresiones de los peces enteros representan a crías. Esto sugiere que 'Serenichthys' estaba usando una ensenada superficial del estuario llena de algas como un vivero, como hacen muchos peces de hoy en día", dice Gess.

Los fósiles provienen de lutitas negras inicialmente alteradas por obras viales en 'Waterloo Farm'. Estas pizarras son restos petrificados compactos de barro que se depositan en las partes tranquilas de un estuario de forma similar a algunas de las que hay hoy a lo largo de la costa de Cabo del Este.

"Este registro más antiguo conocido de un vivero de celacanto es el presagio de una contraparte mucho más joven conocida de hace 300 millones de años de edad en lechos fósiles de 'Mazon Creek' de Illinois, en Estados Unidos", dice Gess.

"Esta visión de la historia temprana de la vida de los celacantos antiguos plantea más preguntas acerca de la historia de vida del celacanto moderno, 'Latimeria', que es conocido por tener crías vivas, pero que sigue sin saberse si están agrupados en estuarios", explica Coates.

Hace 360 millones de años, África era parte del supercontinente Gondwana, formado por África, India, Australia, Antártida y Sudamérica. En ese momento, las rocas de 'Waterloo Farm' estaban dispuestas a lo largo de las orillas del semicerrado mar Agulhas, no muy lejos del Polo Sur.

Gess identificó originalmente restos de celacanto de la localidad mientras realizaba excavaciones en 'Waterloo Farm' a mediados de la década de 1990 bajo la supervisión del doctor Norton Hiller, del Departamento de Geología de la Universidad de Rhodes, en Sudáfrica. Sin embargo, estos fósiles no estaban lo suficientemente bien conservados para ser reconstruidos y descritos.

Su minuciosa excavación de toneladas de lutitas negras recogidas durante obras viales posteriores ahora han arrojado luz sobre docenas de ejemplares, algunos de los cuales se conservan con un gran detalle y, vistos bajo microscopio, han permitido la reconstrucción minuciosa de la nueva especie y el nuevo género.

Se cree que los celacantos surgieron durante el periodo Devónico (hace entre 419,2 y 3,2 millones de años), sin embargo, sólo se han descrito cinco especies de celacantos del Devónico reconstruidas con anterioridad, además de una serie de restos muy fragmentarios. Ninguna de ellas procedía de África, sino que eran de América del Norte, Europa, China y Australia.

La nueva especie aporta importante información adicional sobre la evolución temprana de los celacantos. "De acuerdo con nuestro análisis evolutivo --realizado por Gess y Coates--, la especie Devónica es la que se asemeja más a la línea que conduce a los celacantos modernos", afirma Gess. La nueva especie se descubrió a unos 100 kilómertros de la desembocadura del río Chalumna, donde se capturó en 1938 el especimen del tipo 'Latimeria chalumnae' (el primer celacanto moderno descubierto).

El nombre de la nueva especie, 'kowiensis', es por el río Kowie que nace entre las colinas donde se halló, y el nombre del género, 'Serenichthys', honra a Serena Gess, que proporcionó la tierra para el almacenamiento de más de 70 toneladas de roca rescatadas de obras viales para la investigación actual. Todas las muestras se han depositado en la colección paleontológica del Museo de Historia Natural de Albany, en Grahamstown, Provincia Oriental del Cabo, Sudáfrica.