28 de diciembre de 2015

Investigadores peruanos tratarán de repetir la hazaña de Matt Damon en 'The Martian'

LIMA, 28 Dic. (Notimérica) -

El pasado mes de octubre se estrenó en las salas de cine 'The Martian', protagonizada por Matt Damon en el papel de Mark Watney, un botánico y astronauta abandonado a su suerte por su tripulación en Marte después de una misión fallida al Planeta Rojo en la que sus compañeros le dan por muerto.

Watney tiene que luchar por sobrevivir en un ambiente prácticamente inhabitable mientras trata de comunicar a la Tierra que continua con vida, a la espera de que acudan a su rescate. Para ello, recurre a sus conocimientos en botánica para cultivar patatas en un terreno tan seco y árido que hace que sea una tarea sumamente complicada.

Pero, como dice el refrán, 'la realidad supera a la ficción'. Y precisamente eso quieren hacer los investigadores del Centro Internacional de la Papa (Perú), que en un proyecto de I+D+i en colaboración con la NASA por el que tratarán de cultivar patatas en condiciones similares a las de Marte, informa la web 'blogthinkbig' de Telefónica.

Según el International Potato Center (CIP por sus siglas en español) es una buena forma de estudiar el cambio climático. Según el director de comunicación del centro, Joel Ranck, la mejor forma de analizar el fenómeno es "cultivar en un planeta prácticamente muerto hace más de 2.000 millones de años".

El objetivo del estudio es entender si es posible hacer crecer patatas en condiciones tan extremas como las de Marte. Como asegura Ranck, "consiguiéndolo seríamos capaces de cultivar en terrenos castigados por la sequía o por las altas temperaturas".

La lucha contra el cambio climático no es el único beneficio que se puede sacar de este estudio. Debido a la riqueza nutritiva de las patatas (vitaminas, hierro, zinc...) se trata de un buen método para combatir la malnutrición y la pobreza y garantizar la seguridad alimentaria.

Para simular el terreno cultivado por el ingenioso astronauta, los científicos recogerán suelo de la zona árida de Pampas de La Joya en Perú. Además también recrearán las condiciones atmosféricas extremas en el laboratorio, aumentando los niveles de dióxido de carbono para simular lo que ocurre en el planeta rojo, donde la concentración atmosférica de CO2 llega al 95%.