11 de septiembre de 2019

Un mineral de laboratorio aparece de forma natural en un meteorito

Un mineral de laboratorio aparece de forma natural en un meteorito
Un mineral de laboratorio aparece de forma natural en un meteoritoAMERICAN MINERALOGIST (2019). DOI: 10.2138/AM-2019

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un mineral existente en la Tierra, pero que no se forma naturalmente, ha sido sorprendentemente descubierto en un meteorito carbonizado negro y rojo encontrado en 1951 en Australia.

Catlogado en la Museums Victoria Collections, a lo largo de los años, los trabajadores del museo cortaron pequeños trozos del meteorito (que se denominó Wedderburn por la localidad donde cayó) y los enviaron a investigadores de todo el mundo para comprender mejor su composición y origen.

El año pasado, los investigadores con este nuevo esfuerzo volvieron a examinar una muestra que había sido enviada a Caltech, esta vez, con un microscopio electrónico y una sonda asociada. Al hacerlo, descubrieron evidencia de un mineral que no ocurre naturalmente en la Tierra: el equipo rápidamente lo llamó edscottita, en honor a Edward R.D. Scott, quien había identificado una fórmula para el mineral en la década de 1970. Su hallazgo se publica ahora en American Mineralogist.

El curador de los Museos Victoria, Stuart Mills, informó que encontrar un mineral hecho naturalmente que había sido creado por primera vez en un laboratorio es muy raro, y señaló que los científicos han descubierto más de medio millón de minerales en el laboratorio, de los cuales menos de 6.000 se han encontrado en la naturaleza.

Los humanos han estado haciendo el mineral durante muchos años, por cierto, es un subproducto de la fundición. También lo han estado haciendo en laboratorios de ciencias para aprender más sobre su naturaleza. Hasta ahora, se llamaba Fe5C2: tradicionalmente, los minerales no reciben nombres formales a menos que ocurran naturalmente.

No se sabe cómo se formó el mineral, por supuesto, pero parece probable que el meteorito del que provenía alguna vez fuera parte de un cuerpo mucho más grande, tal vez un planeta o una luna. Algunos en el campo ya han sugerido que el mineral se hizo en el núcleo de un planeta con mucho calor. Después de eso, parece probable que el planeta sufrió una colisión de algún tipo que lo rompió en fragmentos, uno de los cuales llegó a Australia.

Contador

Lo más leído