14 de julio de 2009

NASA retrasa de nuevo misión Endeavour por mal clima

Por Irene Klotz

CABO CAÑAVERAL, EEUU (Reuters/EP) - Rayos y truenos de una tormenta cerca de la plataforma de lanzamiento ubicada junto al mar en Florida obligaron el lunes a la NASA a retrasar una vez más el despegue del transbordador Endeavour, dejando en espera a la misión para la Estación Espacial Internacional.

"El clima nos ha vencido de nuevo", dijo el director de lanzamiento Pete Nickolenko a la tripulación del Endeavour, cuando el envío a la órbita de la nave era pospuesto por quinta vez en alrededor de un mes.

El Endeavour debía ser lanzado a las a 18.51 EDT (2251 GMT) en una misión para instalar una plataforma externa del laboratorio japonés en la estación espacial. El despegue fue reprogramado para las 18.03 EDT (2203 GMT) del miércoles.

Dos intentos de lanzamiento el mes pasado fueron aplazados por fugas de combustible de hidrógeno. Un tercer intento el sábado fue cancelado cuando la NASA ordenó revisar los sistemas eléctricos del transbordador luego de que una serie de rayos cayera cerca de la plataforma de lanzamiento el viernes.

El despegue del domingo fue retrasado por malas condiciones climáticas.

La NASA está tratando de completar la construcción del puesto orbital, un proyecto de 100.000 millones de dólares entre 16 naciones.

La carga primaria del Endeavour es una plataforma para realizar experimentos científicos que debe quedar expuesta al aire libre en el espacio. El porche será conectado en el frente del complejo japonés Kibo, de 2.400 millones de dólares.

Los experimentos en la plataforma pueden ser instalados y recuperados con un pequeño brazo robótico, sin que los miembros de la tripulación de la estación deban realizar caminatas espaciales, que consumen tiempo y pueden ser peligrosas. Las dos primeras secciones de Kibo fueron instaladas en el 2008.

La plataforma será instalada durante la primera de cinco caminatas espaciales previstas durante la misión de 12 días del Endeavour en la estación.

También se espera que los astronautas reemplacen baterías que forman parte del sistema de energía solar de la estación y almacenen partes de repuesto necesarias para mantener al puesto en órbita operando una vez que se retire la flota de transbordadores el año próximo.