26 de noviembre de 2019

Una nubosa jornada marciana, a través de los ojos de un superordenador

Una nubosa jornada marciana, a través de los ojos de un superordenador
Una nubosa noche marciana, a través de los ojos de un superordenador - NASA/AMES RESEARCH CENTER/D. ELLSWORTH

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro de Modelación Climática de Marte, en el Centro de Investigación Ames de la NASA, han recreado la formación y dispersión de nubes en el transcurso de un día marciano.

Al igual que la Tierra, el Planeta Rojo tiene un ciclo del agua, con moléculas de agua que se mueven entre la superficie y el aire, viajan a través de la atmósfera y se unen para formar nubes. El comportamiento de las nubes de hielo de agua en Marte juega un papel importante en su clima.

En la época del año que se muestra aquí ( https://www.nasa.gov/sites/default/files/thumbnails/image/ma... ), verano en el hemisferio norte de Marte, las nubes se forman lentamente durante la noche cerca del ecuador y se vuelven más espesas justo antes de que salga el sol. Se dispersan rápidamente a medida que el día se calienta y comienzan a reformarse al anochecer. Se pueden ver varios picos de Tharsis Montes, una cadena de volcanes, que sobresalen a través de las nubes.

El trabajo revela que, aunque las nubes marcianas son delgadas en comparación con las de la Tierra, tienen un efecto significativo en la intensidad de sus sistemas eólicos. Y eso significa que ayudan a controlar el movimiento del agua alrededor del planeta.

La instalación de Supercomputación Avanzada de la NASA, también en Ames, proporciona a los investigadores de Marte la potencia informática necesaria para estudiar cómo funciona la atmósfera del planeta, con todo detalle, en todo Marte y en escalas temporales que van desde días hasta toda la historia del planeta.

Este trabajo ayuda a la NASA a planificar misiones a Marte y nos ayuda a comprender mejor nuestro sistema solar respondiendo preguntas sobre cómo evolucionan los planetas y si las condiciones en Marte podrían haber sido favorables para la vida.