18 de junio de 2009

Trabajadores de la salud no se están protegiendo de gripe: EEUU

CHICAGO (Reuters/EP) - La mitad de los médicos, enfermeros y otros empleados sanitarios que contrajeron la nueva cepa de la gripe H1N1 lo hicieron en el trabajo, lo que sugiere que no están tomando las medidas suficientes para protegerse, indicaron el jueves autoridades de Estados Unidos.

La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó a la influenza H1N1, también conocida como gripe porcina, como una pandemia. Hasta el momento, la mayoría de las infecciones han sido leves, pero la agencia cree que el virus podría mutar en cualquier momento a una forma más peligrosa.

En Estados Unidos, donde hay cientos de miles de infectados, la condición comenzó a retroceder.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) están evaluando cómo la nación respondió a la primera ola del virus, antes de que llegue un segundo brote posiblemente más grave durante el otoño boreal.

Hasta el 13 de mayo, los CDC habían recibido 48 informes de trabajadores de la salud infectados con la nueva cepa de gripe.

Las autoridades investigaron detalladamente 26 de esos informes y hallaron que 13 personas se habían infectado en un establecimiento médico, como una clínica u hospital, y 12 se habían contagiado de pacientes enfermos, según indicaron los CDC en su informe semanal sobre enfermedad y muerte.

Ninguno de los empleados sanitarios que enfermó dijo haber seguido completamente las recomendaciones de los CDC sobre control de infección, como el uso de mascarillas, guantes quirúrgicos, protección en los ojos y batas mientras atendían a los pacientes.

Los médicos, enfermeros, técnicos y otros trabajadores de la salud que enfermaron serían una particular mala noticia durante una pandemia, especialmente por los problemas que atraviesa el sistema de salud, dada la gran cantidad de pacientes en las salas de emergencia y la falta de personal.

"Estos resultados destacan la necesidad de que las instalaciones de atención médica cumplan con las recomendaciones para controlar las infecciones, reconocer y aislar a los pacientes infecciosos, brindar fuentes de control de infecciones adecuadas y entrenar al personal en prácticas de control de infecciones", indicaron los CDC.

"Además de un correcto uso del equipamiento de protección del personal", agregaron.