10 de octubre de 2019

La Vía Láctea secuestró a varias galaxias pequeñas de su vecina

La Vía Láctea secuestró a varias galaxias pequeñas de su vecina
La Vía Láctea secuestró a varias galaxias pequeñas de su vecinaETHAN JAHN, UC RIVERSIDE.

MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Varias de las galaxias "enanas" alrededor de la Vía Láctea probablemente fueron robadas de la Gran Nube de Magallanes, la más grande del medio centenar que orbitan nuestra galaxia.

En el botín estarían incluidas varias galaxias enanas ultrafinas, pero también galaxias satélite relativamente brillantes y bien conocidas, como Carina y Fornax.

Los astrónomos dirigidos por científicos de la Universidad de California, Riverside, hicieron el descubrimiento utilizando nuevos datos recopilados por el telescopio espacial Gaia sobre los movimientos de varias galaxias cercanas y contrastando esto con simulaciones hidrodinámicas cosmológicas de última generación.

El equipo utilizó las posiciones en el cielo y las velocidades pronosticadas de material, como la materia oscura, que acompañaba a la Gran Nube de Magallanes, encontrando que al menos cuatro enanas ultrafinas y dos enanas clásicas, Carina y Fornax, solían ser satélites de la Gran Nube de Magallanes. Sin embargo, a través del proceso de fusión en curso, la Vía Láctea más masiva utilizó su poderoso campo gravitacional para destruir la Gran Nube de Magallanes y robar estos satélites, informan los investigadores.

"Estos resultados son una confirmación importante de nuestros modelos cosmológicos, que predicen que las pequeñas galaxias enanas en el universo también deberían estar rodeadas por una población de pequeñas galaxias más débiles", dijo Laura Sales, profesora asistente de física y astronomía, que dirigió el equipo de investigación.

"Esta es la primera vez que podemos mapear la jerarquía de la formación de estructuras con enanas tan débiles y ultra débiles". Los hallazgos tienen implicaciones importantes para la masa total de la Gran Nube de Magallanes y también en la formación de la Vía Láctea.

"Si tantas enanas llegaron junto con la Gran Nube solo recientemente, eso significa que las propiedades de la población de satélites de la Vía Láctea hace solo mil millones de años fueron radicalmente diferentes, lo que impactó nuestra comprensión de cómo se forman y evolucionan las galaxias más débiles", dijo Sales.

Los resultados del estudio aparecen en la edición de noviembre de 2019 de Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Contador

Lo más leído