21 de octubre de 2016

Las 15 citas célebres del poeta Pablo Neruda

   SANTIAGO DE CHILE, 21 Oct. (Notimérica) -

   Casi 50 años después de que el poeta chileno Pablo Neruda fuese galardonado con el premio Nobel de Literatura, su obra, una creación perfectamente atemporal, continúa estando de plena actualidad. No es de extrañar que sea considerado uno de los poetas más grandes del siglo XX.

   El creador de un estilo poético natural, pero tremendamente innovador, nos ha dejado poesías que permanecen en el recuerdo colectivo, como aquel "me gusta cuando callas porque estás como ausente" o "puedo escribir los versos más tristes esta noche".

   Debido al 45º aniversario de la entrega del Nobel de Literatura al famoso poeta chileno, desde 'Notimérica' hemos recopilado, de entre sus infinitas citas, algunas de las más célebres:

   1. Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.

   2. Hay un cierto placer en la locura, que solo el loco conoce.

   3. Es tan corto el amor y tan largo el olvido.

   4. Para mi corazón basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas.

   5. Conocer el amor de los que amamos es el fuego que alimenta la vida.

   6. Los recuerdos son de agua y a veces nos salen por los ojos.

   7. Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano.

   8. Me gustas cuando callas porque estas como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

   9. La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad.

   10. Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida.

   11. Me enamoré de la vida, es la única que no me dejará sin antes yo hacerlo.

   12. Para que nada nos separe, que nada nos una.

   13. De nadie seré, sólo de ti. Hasta que mis huesos se vuelvan cenizas y mi corazón deje de latir.

   14. Si no escalas las montañas jamás podrás disfrutar el paisaje.

   15. Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños.