28 de noviembre de 2016

Alfonso Cuarón, uno de los tres grandes del cine mexicano actual

Alfonso Cuarón, uno de los tres grandes del cine mexicano actual
GETTY

CIUDAD DE MÉXICO, 28 Nov. (Notimérica) -

A pesar de que Alfonso Cuarón, uno de los grandes directores mexicanos de la actualidad junto con Guillermo del Toro y Alejandro González Iñárritu, consiguiera su fama mundial en la meca del cine, supone un orgullo nacional en su país natal.

Nacido el 28 de noviembre de 1961, el realizador ha demostrado su incansable capacidad de creación y un estilo impoluto en la producción de sus películas, casi todas ellas protagonizadas por artistas de notable fama internacional.

Su infancia estuvo marcada por el constante interés por la filmación, grabando sus primeras escenas con una cámara que le regalaron con tan solo 12 años. Su ingreso en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estuvo marcado por la casualidad.

Allí conoció a la actriz Mariana Elizondo, futura madre de su hijo Jonás; al director Carlos Marcovich --conocido por el documental '¿Quién diablos es Juliette?' (1997)-- y a Emmanuel Lubezki, imponente director de fotografía mexicano, mejor conocido como 'El Chivo'.

Tras finalizar la universidad y pasar por el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), fue asistente de dirección en 'Nocaut', de José Luis García Agraz. Su primer encuentro con uno de sus grandes amigos actualmente, Guillermo del Toro, se produjo en el rodaje de la serie 'La Hora Marcada'.

Junto con su hermano, Cuarón escribió el guión para su primer largometraje 'Solo con tu pareja' (1991), una película que llegó a Estados Unidos, desde donde le llamaron para participar en sus producciones. Tras la firma de un contrato con la archiconocida compañía Warner Bros. se lanzó a la dirección de actores internacionales.

Así, su primera película estadounidense iba a estar protagonizada por Meg Ryan y Matthew Broderick bajo el título de 'Addicted to love' pero, finalmente, prefirió ponerse tras la dirección de 'La Princesita'. A pesar de que no tuvo especial tirón en la taquilla, obtuvo excelentes críticas e, incluso, estuvo nominada a los premios Oscar por la mejor dirección artística y la mejor fotografía.

La impactante fotografía de Lubezki junto al genial tratamiento de los personajes encerrados en un halo de multiculturalidad y misticismo hicieron que este título basado en la novela homónima de Frances Hodgson Burnett brillara en la reciente filmografía de Cuarón.

Parecía que su siguiente largometraje, 'Grandes Esperanzas' --firmado por la 20th Century Fox-- iba a tener igual reconocimiento que su predecesora pero este clásico de Charles Dickens se redujo únicamente a lo que alude su título.

A su vuelta a México, se asoció con Jorge Vergara para crear 'Producciones Anhelo', donde produjo varias cintas como 'Crónicas' (2004) de Sebastián Cordero o su propia obra, 'Y tu mamá también' (2001), una de las películas más exitosas del cine mexicano protagonizada por Gael García Bernal y Diego Luna.

RECONOCIMIENTO MUNDIAL

A pesar de que sus trabajos anteriores habían tenido un gran calado en la prensa nacional e internacional, fue a partir de la oferta de Warner Bros. para dirigir la película de 'Harry Potter y el prisionero de Azkaban' (2004), la tercera de la famosa saga cuando Cuarón alcanzó renombre mundial. Fue la propia creadora del niño mago, J.K Rowling, la que propuso al director para su autoría debido a que 'La Princesita' la había cautivado.

Se trataba de una proposición muy arriesgada por dos motivos: las dos anteriores, 'Harry Potter y la piedra filosofal' y 'Harry Potter y la cámara secreta' habían sido rodadas por el mismo director, Chris Columbus, por lo que una tercera entrega sin su participación podía perder la atmósfera que este había creado.

Por otro lado, el realizador mexicano no había leído antes los libros de la escritora británica, algo esencial para sumergirse en ese mundo mágico. Sin embargo, el resultado fue el esperado: muchos de los seguidores se decantan por esta cinta como su favorita de la saga y Rowling admitió que se sintió fascinada por su conexión con la historia.

Su siguiente trabajo fue 'Hijos de los hombres' (2006), de nuevo reconocida por la crítica. Sin embargo, estos resultados no se vieron en taquilla, a pesar de contar con Clive Owen, Julianne Moore y Michael Caine como trío protagonista. Por aquel entonces, también participó en las labores de producción de 'El laberinto del fauno', la cinta más popular de su amigo Guillermo del Toro.

Un año después, ambos formaron junto a Iñárritu la malograda productora 'Cha Cha Cha Films', declarada en quiebra poco tiempo después de la promoción de 'Rudo y cursi' (2008), dirigida por su hermano Carlos Cuarón. También fundó 'Esperanto Filmoj', que se incluye en los créditos de 'Gravity' (2013).

GRAVEDAD Y PREMIOS

Fue en 2010 cuando el realizador protagonista comenzó a gestar la idea de la mencionada película, 'Gravity', que le llevó a ganar el Oscar a la mejor dirección en 2014. Junto al productor de la película de Harry Potter, David Heyman, presentó la aclamada producción en la ceremonia de apertura del 70º Festival Internacional de Cine de Venecia.

Coescrita junto a su hijo Jonás, la narración se centra en el agónico viaje espacial de la Dra. Ryan Stone (Sandra Bullock) quien se separa de forma accidental del astronauta veterano Matt Kowalsky (George Clooney) e intenta volver a pisar tierra firme por todos los medios.

Las increíbles imágenes propuestas por Lubezki y el extraordinario montaje de efectos especiales hicieron que ganara siete de las 10 estatuillas a las que estaba nominada en los premios Oscar. A su paso por los Globos de Oro, los BAFTA y los Broadcast Film Critics Association (BFCA) fue cosechando con diversos premios y galardones.

La película fue presentada en otros eventos como el Festival de Cine de Toronto (Canadá), el Festival de Cine de Zúrich (Suiza) o el Festival de Cine de San Sebastián (España), donde enamoró debido a su enorme despliegue visual que, además, contaba con la particularidad de ser presentado en 3D.