8 de noviembre de 2015

'El Apóstata': "un filme universal de religión que logra emocionar a la gente"

MADRID, 8 Nov. (Notimérica) -

El director uruguayo Federico Veiroj acaba de presentar en los cines internacionales 'El Apóstata', un filme "quijotesco" que muestra en un tono humorístico la complicada realidad de aquellos que se deciden a apostatar, es decir, a abandonar públicamente su fe.

Veiroj ha tratado de mostrar en lo que ha definido como una película "universal" un tema poco frecuente en la cinematografía actual, la religión. Para este propósito ha elegido como protagonista al actor novel Álvaro Ogalla que, al igual que su personaje, Gonzalo, también se decidió a mostrar al mundo su renuncia a la religión.

En una breve parada en su gira por los festivales cinematográficos internacionales, Veiroj y Ogalla se han reunido con el equipo de Notimérica para hablar del éxito de 'El Apóstata' y de lo que han supuesto para su director y protagonista los premios que ha recibido la película.

Al ser preguntado por el éxito cosechado en el Festival Internacional de cine de San Sebastián, donde recibió el premio a Mejor Película otorgado por el FIPRESCI y una Mención Especial en la competición oficial, Veiroj se mostró agradecido y señaló que "todos los premios son un vehículo para que mayor cantidad de gente pueda conocer la película".

"A mí me pone muy feliz poder hacer la tarea que me toca y que me gusta, que es dirigir películas y los premios siempre son buenos", afirmó el director procedente de Montevideo, de 39 años de edad, que añadió que la película "puede llegar a un público universal, independientemente de que trate el tema de la religión".

"Es una película hecha para emocionar a la gente, la religión funciona como el recurso para ahondar en el conflicto del protagonista, de Gonzalo, que es el intento por cambiar aquellas cosas del entorno que son incómodas para seguir adelante en la vida", explicó Veiroj.

"YO APOSTATÉ COMO UN ACTO DE CIUDADANÍA"

El realizador contó entre su elenco de actores con algunas caras conocidas del cine español, como Bárbara Lennie o Vicky Peña, pero también con Álvaro Ogalla, un actor que se ha iniciado en la industria del cine a través de esta película.

Sin embargo, esto no hizo dudar a Veiroj, que vio en el actor al protagonista perfecto para el filme. "El hecho de que la película esté inspirada en varios momentos de su vida, su aire infantil y su mirada profunda, convirtieron a Ogalla en la mejor elección".

En relación a esta cuestión, Ogalla definió la experiencia como "muy nutritiva y enriquecedora". "El cine es un arte que aparece para facilitar la experiencia de la catarsis, de la sanación y el crecimiento intelectual (...) crecí en muchas direcciones gracias a esta experiencia", declaró el actor.

Al ser preguntado por el momento en el que apostató, Ogalla explicó que llevó a cabo este proceso "como un acto de ciudadanía como consecuencia de las manifestaciones que promovía la Iglesia en contra de la ley que permitía contraer matrimonio a las parejas homosexuales".

"Me horrorizó la cantidad violencia que se incitaba en aquellas manifestaciones y por eso, solicité que se borrara mi nombre de los registros de bautismo como una señal de rechazo a esas políticas", destacó Ogalla.

COPRODUCCIÓN COMO CLAVE DEL ÉXITO

'El Apóstata' está realizada en sistema de coproducción entre Uruguay, España y Francia, un sistema de trabajo que parece estar aumentado en la industria cinematográfica actual. En relación a esta cuestión Veiroj señaló que uno de los beneficios de este proyecto es que pudo "trabajar con talentos de distintos países y poder filmar en más de un lugar".

En relación a los resultados económicos del filme, el director explicó que el hecho de ser una coproducción ha ayudado a estrenar en los diferentes países que tomaron parte en el proyecto, aunque "en otras naciones es complicado el estreno comercial".

Sin embargo, la acogida está siendo muy positiva para la película, que ya ha pasado por los festivales internacionales en Toronto, San Sebastián, Zurich, Hamburgo, Busan (Korea), Varsovia, Londres, Viena, San Pablo, Morelia, Mar del Plata, Estoril & Lisboa y Amiens.

Por el momento, también está llegando a salas de Latinoamérica y Estados Unidos ya que, según ha declarado su autor "una buena historia que permita emocionar es igual en cualquier parte del mundo".

Con varios largometrajes a sus espaldas y tras el éxito de la crítica cosechado con 'El Apóstata', todo parece indicar un futuro próspero para Veiroj.

En el caso de Ogalla, recién estrenado en la industria del cine, señaló que "todavía no ha recibido ninguna nueva propuesta", y aunque no se considera "un actor vocacional", se plantea asistir a clases de interpretación ya que el cine despierta en él "un importante magnetismo".