30 de septiembre de 2009

Argentina/Uruguay.- La UNESCO declara el tango y el candonme Patrimonios Inmateriales de la Humanidad

También declara la Semana Santa de Popayán y los lugares sagrados del pueblo otomí-chichimeca y la ceremonia de los voladores en México

PARÍS, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), declaró este miércoles el tango de Argentina y Uruguay y el candombe de Uruguay Patrimonios de la Humanidad al incluirlos en su Lista Representativa del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

"La tradición argentina y uruguaya del tango, hoy conocida en el mundo entero, nació en la cuenca del Río de la Plata, entre las clases populares de las ciudades de Buenos Aires y Montevideo", informó la propia UNESCO en un comunicado.

El tango es una de las nuevas 76 insricpciones aprobadas este miércoles por los 24 estados miembros del Comité Intergubernamental de la UNESCO para la salvaguardia del Patrimonio Inmaterial, celebrada en Abu Dhabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos.

El tango nació en la cuenca del Río de la Plata entre las clases populares de las ciudades de Buenos Aires y Montevideo hacia 1880. El Río de la Plata fue una de las regiones donde de forma predilecta se entremezclaron los emigrantes europeos, los descendientes de esclavos africanos y los nativos criollos, una mezcla que dio origen al tango.

Por su parte, el ritmo de tambor frenético del candombe puede escucharse en torno a fogatas todos los domingos y muchos días festivos en el barrio Sur de Montevideo, así como muchos otros barrios meridionales de la capital uruguaya, Palermo y Cordón, poblaciones que albergan una importante población de origen africano.

Asimismo, la UNESCO ha decidido declarar como Patrimonio de la Humanidad Inmaterial las procesiones de Semana Santa de Popayán, celebradas en Colombia desde la época colonial, así como los lugares de memoria y tradiciones vivas del pueblo otomí-chichimeca de Tolimán en la zona semidesértica del Estado de Querétaro, en el centro de México, y 'la ceremonia ritual de los voladores', danza asociada a la fertilidad practicad por distintos grupos étnicos de México y Centroamérica, especialmente los totonacos del Estado de Veracruz, en el este de México.