16 de agosto de 2014

'Café' relata desde su surgimiento en Etiopía hasta su consumo en monodosis

'Café' relata desde su surgimiento en Etiopía hasta su consumo en monodosis
TWITTER

BUENOS AIRES, 16 Ago. (Notimérica/EP) -

   El periodista argentino Nicolás Artusi, que reconoce ser un drogadicto al tomar diez tazas de café al día, hace en el libro 'Café' un recorrido por la historia de esta bebida, desde su surgimiento en Etiopía hace diez siglos, hasta su actual consumo en monodosis, compartiendo con el lector su veneración hacia este producto.

   "De la mano de empresas multinacionales se está creando de a poco una cultura del café. Forma parte del lujo de lo posible en la vida cotidiana. Es un lujo de veinte pesos (2,4 dólares), quince minutos de remanso que permiten abstraerse", ha destacado Artusi a la agencia de noticias argentina 'Télam'.

   Posee 26 cafeteras este periodista que asegura que consumió café desde la niñez y que destaca, en el libro, que ha habido tres momentos históricos que revolucionaron el consumo de esta bebida en el mundo contemporáneo.

   La primera gran ola se produjo con la apertura de numerosas cafeterías a mediados del siglo XX en las ciudades, después llegó la fiebre de Starbucks que se convirtió en la empresa cafetera más importante del planeta y por último, el cambio más reciente, se produjo con la concepción de esta bebida como producto gourmet.

   "El fenómeno generado por Starbucks tiene doble cara: por un lado impuso el café de calidad, porque en sus locales es posible tomarte un buen expresso, pero al mismo tiempo democratizó el acceso a esta bebida a riesgo de reducirlo a un segundo plano en su mezcla con cremas y saborizantes. A su vez, tiene una cosa medio sectaria, doctrinaria", ha destacado Artusi.

   Pero, sin duda, la última revolución del café se ha producido con la llegada de las monodosis, que han implantado varias empresas multinacionales, y que obliga al cliente a mantenerlo fiel a la marca, consiguiendo así "volverlo exclusivo y presentar el producto como una joya".

   "El sistema es el equivalente a los productos informáticos de Apple: tienen criterios comerciales similares sustentados en un gran marketing y en una arrogancia del diseño y la belleza. Y  coinciden con la idea del sistema cerrado, que no es compatible con ningún competidor petidor", ha asegurado Artusi.

Te puede interesar...

El primer minicerebro de rata creado por el hombre vive hasta nueve semanas

Los grabados de Alberto Durero viajan por primera vez a Colombia