25 de abril de 2012

Chile.- El Gobierno anuncia una inversión de 370.000 euros para rescatar parte del patrimonio de la isla de Pascua

SANTIAGO, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno chileno invertirá 238 millones de pesos (unos 370.000 euros) para rescatar parte del patrimonio arqueológico de la isla de Pascua, también llamada Rapa Nui, considerado uno de los destinos turísticos más importantes de Latinoamérica por su belleza natural y su fascinante cultura.

El anuncio lo ha hecho la primera dama de Chile, Cecilia Morel, durante una visita a esa isla de la Polinesia. El principal objetivo es recuperar la aldea ceremonial de Orongo, ubicado en el sector de Mata Narahu, que se encuentra en riesgo de derrumbarse parcialmente.

La Corporación Nacional Forestal de Chile (CONAF) ha prohibido el paso de turistas a la zona de mayor riesgo de Mata Narahu mientras se realizan las obras. Morel ha sido la última persona en recorrer este importante lugar, junto al intendente de la región de Valparaíso, Raúl Celis.

La base presenta grietas, el terreno es considerado inestable, y el lugar es hoy uno de los cien sitios arqueológicos más frágiles en todo el mundo, ha revelado World Monuments Watch.

"Este sitio está en inminente peligro de pérdida", ha dicho por su parte Morel. "Aquí la tierra ha avanzado dos metros hacia el mar en los últimos 30 años y ya se han perdido petroglifos, no podemos seguir perdiendo este patrimonio mundial", ha explicado.

Por otra parte, el Gobierno invertirá unos cien millones de pesos (155.000 euros) para un proyecto de catastro arqueológico de la aldea de Orongo. "Nuestra memoria, nuestra historia, nuestros valores patrimoniales no pueden ser conocidos si no los registramos y no los guardamos", ha destacado Morel.

La aldea ceremonial de Orongo fue en el pasado el centro de la ancestral ceremonia del Hombre-Pájaro, que establecía intensas pruebas físicas entre distintos clanes con el objetivo de rescatar un huevo del pájaro Manutara. Posteriormente, se decidía quién tomaría las decisiones en la isla por ese año.

Los ganadores eran dibujados en petroglifos ubicados en el cráter del volcán Rano Kau, que hoy sufre el paulatino desmoronamiento debido al paso del tiempo.