6 de noviembre de 2015

El chileno Jorge Edwards presenta la 25 edición de su obra 'Persona non grata'

MADRID, 6 Nov. (Notimérica) -

Probablemente el libro 'Persona non grata' sea una de las obras más conocidas del afamado escritor chileno Jorge Edwards. Esta novela sin ficción, como él la califica, ya va por su 25ª edición que ha sido presentada hoy en la Casa América de Madrid (España), postulándose ya como un clásico de la literetura latinoamericana.

Los editores Ángel Esteban y Yannelis Aparicio decidieron poner en marcha un proyecto, la nueva edición de 'Persona nongrata', y año y medio después la famosa editorial Cátedra la publica incluyendo los datos reales de muchos de los personajes que, debido al contexto que se vivía hasta ahora debían permanecer en el anonimato, así como más datos literarios y notas a pie de página que aportan más claridad a algunos hechos históricos.

La novela que fue publicada por primera vez 1973, dos años después de la estancia de Edwards como diplomático en Cuba, fue escrita con el propósito de mostrar a gran parte del gobierno Chile, que concebía la revolución cubana como una solución a sus problemas internos, la relaidad de lo que sucedía allí en aquella época.

En todas y cada una de las ediciones de esta novela el autor chileno ha ido dando una visión distinta en el prólogo dependiendo del contexto en que se ha publicado que, en este caso, es de especial relevancia dada la nueva situación entre Cuba y Estados Unidos.

El por aquél entonces presidente de la República de Chile, Salvador Allende y en contra de su voluntad, pero asesorado por los más sabios de su gobierno y con el objetivo de reanudar las relaciones con Cuba, envió como diplomático a Jorge Edwards a la isla de Castro. Tres meses fue lo que duró la estancia del chileno en La Habana ya que fue expulsado por el régimen.

El diplomático describe su embajada de Chile en la capital cubana como una habitación de un hotel, con su máquina de escribir, la cama, el baño y poco más. Ahí, en ese habitáculo comenzó a escribir en su cuaderno todo lo que veía y vivía mientras era constantemente vigilado por el régimen. Un cuaderno que, tal y como ha contado, le fue robado en una convención en Colombia poco después, por motivos políticos.

El periodista y disidente cubano Raúl Rivero sostiene que esta obra, a pesar de haber sido muy importante para todos los escritores e intelectuales de su país, tiene también un "elemento negativo" ya que al mismo tiempo que inspiró a muchos, otros tantos sintieron más miedo y terror. Rivero, que fue encarcelado por el régimen castrista, destaca la importancia de esta novela sin ficción para la realidad cubana, para la libertad y para demostrar la fuerza de un verdadero intelectual como es Edwards, "los cubanos siempre tendrían que estar agradecidos a este libro".

Edwards que fue amigo íntimo de Neruda, se codeó con los poetas e intelectuales de la Cuba castrista, poniéndose en peligro y también la realidad de su función. Tras una entrevista tensa con Fidel Castro, consigue irse de Cuba y viaja a París donde comenzó a escribir 'Persona non grata', cuyo género no parece quedar claro pero como él dice "a mi no me importa el género, me importa el texto".

Lleno de historias y anécdotas, el chileno aficionado a las crónicas ya las memoria, confiesa que decidió escribir este libro incluso antes de ir a La Habana.