24 de enero de 2016

Chris Rock sufre presión para boicotear la ceremonia de los Oscars

Chris Rock sufre presión para boicotear la ceremonia de los Oscars
LUCAS JACKSON / REUTERS

LOS ÁNGELES, 24 Ene. (Notimérica) -

El principal galardón de la Academia estadounidense, los Premios

Oscar, han desatado la polémica una vez más, después de que a mediados de mes se conociera que no había ninguna persona negra entre los nominados de las principales categorías.

En una tendencia que se ha repetido ya durante varios años, los Oscar han olvidado en esta edición a los directores y actores negros, aunque también a las mujeres, que por sexto año consecutivo quedan fuera de la lista de nominados a Mejor Director.

Las etiquetas de Twitter #OscarsSoWhite (Oscars muy blancos) y #OscarsStillSoWhite (Oscars todavía muy blancos) se han convertido en tendencia mundial en la red social Twitter y han levantado las alarmas sobre un posible sesgo racial en los galardones.

Para contrarrestar esta situación, los organizadores del certamen han optado por nombrar como conductor de la ceremonia al actor y humorista de color, Chris Rock, que ya actuó como anfitrión en la edición de 2005.

En esa ocasión, Rock aprovechó el diálogo de apertura para felicitar a la Academia por los cuatro profesionales negros que competían esa noche.

Sin embargo, este año el humorista no podrá abrir con esta broma y cada vez son más los que le han pedido que se niegue a presentar como forma de protesta por la elección del jurado.

El actor Tyrese Gibson de 'Fast & Furious' ha sido uno de los que ha animado a Rock a no participar en la gala. Gibson declaró a la revista People que el anfitrión debía renunciar e "unirse al boicot".

El director Spike Lee y la actriz Jada Pinkett Smith también se han negado a asistir a los Oscar como forma de protesta, aunque en el caso de Lee, sí se ha mostrado defensor de Rock y ha señalado que "hará lo que quiera hacer".

El rapero 50 cent también pidió a través de su cuenta de Instagram que Rock boicoteara los Oscars. Por el momento, el humorista no ha querido pronunciarse al respecto, aunque en 2014, declaró a la revista 'The Hollywood Reporter' que la industria cinematográfica estadounidense es una "industria blanca", al igual que la NBA es una "industria negra".