19 de mayo de 2014

Fallece Gordon Willis, una importante mirada del cine

Fallece Gordon Willis, una importante mirada del cine
REUTERS

NUEVA YORK, 19 May. (Reuters/EP) -

   El director de fotografía ganador de un Oscar y merecedor de muchos otros con múltiples nominaciones, Gordon Willis, ha fallecido a los 82 años de edad. Entre los títulos más famosos de su labor fílmica se encuentran los tres de la saga de El Padrino y algunas de las obras más importantes de Woody Allen.

   Gordon Willis, miembro de la Asociación Americana de Cinematografía (ASC), era uno de los autores de fotografía más importantes de la escena americana, como ha reconocido el presidente de la ASC, Richard Crudo, ha publicado Reuters. Willis era uno de los gigantes que cambiaron la forma de mirar el cine. El blanco y negro que utilizó para dar personalidad a los Corleone de Coppola llamó la atención y fue rechazado en principio antes de estrenarse. Los productores no estaban convencidos porque la oscuridad de las sombras para ellos dificultaría su visionado. De nuevo la contraposición del arte y el negocio. Pero en esos tiempos, los años 70 de Hollywood, el arte se sobrepuso.

   Además de la saga de mafiosos, la fotografía de Zelig, Interiores, Manhattan, Annie Hall o La rosa púrpura del Cairo en la filmografía de Woody Allen también llevan su firma. Colaboró en algunos de los trabajos más relevantes de Alan J. Pakula, como el film de intriga periodística 'Todos los hombres del presidente'. Y participó en trabajos más comerciales dentro de la industria como 'Esta casa es una ruina'. Hasta su última película 'La sombra del Diablo', también de Pakula, se retiró en 1997 a los 66 años.

   Willis pertenece a esa estirpe de directores de fotografía que han alumbrado los trabajos más loables de la profesión. Algunos de esos nombres dignos de mención pertenecen al que antaño hiciera la fotografía de 'Ciudadano Kane', Gregg Toland; al hombre que iluminara con velas la sorprendente 'Barry Lyndon' de Kubrick, John Alcott; o el director que rodaba en la hora mágica del atardecer, cuando el sol se pone, para las películas de Terrence Malick, Nestor Almendros.

   Gordon Willis nos deja, y se le recordará por uno de los legados que ayudaron conformar la idea de hacer cine. La academia lo confirmaría cuando en 2009 le otorgó el Oscar honorífico.