21 de octubre de 2015

Firmado el convenio para restaurar la escultura de Carlos IV en México

MÉXICO DF, 21 Oct. (Notimérica) -

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Gobierno del Distrito Federal y la Dirección de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, han firmado un convenio de colaboración para la restauración de la estatua ecuestre de Carlos IV de España, situada en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

La mitad de esta escultura, conocida como 'El Caballito', fue destruida durante unos trabajos de restauración y rehabilitación llevados a cabo por funcionarios del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Según dictaminó en su momento el INAH, el uso de ácido nítrico en concentraciones elevadas eliminó de manera irreversible tanto la pátina que protegía la superficie, como una cantidad de metal de la aleación del bronce, poniendo en riesgo la integridad de la escultura.

Ahora se ha decidido llevar a cabo su restauración para lo cual expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), a cargo de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural del Conaculta, elaborarán un proyecto de intervención de trabajos técnicos, previa licitación pública, para restaurar la pieza elaborada por Manuel Tolsá.

El presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, explicó que el diagnóstico de los especialistas se integrará en el desarrollo de un programa de trabajo, donde las instituciones competentes garanticen que la estatua "sea atendida del mejor modo", ya que se considera una de las más importantes a nivel internacional. Añadió que los trabajos representan "un compromiso con la historia y el patrimonio mexicanos", así como con un legado a futuras generaciones.

A su vez, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, indicó que la colaboración de las autoridades federales y de la Ciudad de México consiste en "respaldar y vigilar de forma transparente" los trabajos de esta estatua emblemática, con lo que "se refrenda el compromiso en la salvaguarda de una de las piezas más valiosas del patrimonio cultural".

En el acto de firma del convenio, celebrado en el Salón Oval del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, la directora general del INAH, María Teresa Franco, señaló que el diagnóstico realizado por especialistas ha arrojado que la estatua no fue creada a partir de una sola pieza de bronce, sino de siete partes con distintas aleaciones, que serán intervenidas mediante un plan efectuado con todo el rigor técnico y científico.

DAÑOS.

El dictamen elaborado en su día por el INAH señala que en relación a la escultura de bronce, resultó dañado el 50% de la superficie por la "pérdida irreversible" de la pátina original a causa del uso de ácido nítrico al 30%, mientras en el pedestal se observan daños como manchas por ácido nítrico y salpicaduras de óxidos de hierro de los andamios, entre otros.

También concluyó que la intervención realizada no contó con la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia, y señalaba que al realizar los tratamientos sin autorización, se violó la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, y su Reglamento.

Aunque el valor cultural del monumento histórico intervenido es incalculable, la estimación de los daños ocasionados asciende a 1,4 millones de pesos (casi 85.000 dólares).

Para leer más