12 de abril de 2019

Juanes: "La política siempre va a dividir a la gente"

Juanes: "La política siempre va a dividir a la gente"
EUROPA PRESS

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

Mientras prepara su próximo álbum para finales de año, Juan Esteban Aristizábal Vásquez (Carolina del Príncipe, Colombia, 1972) sigue tocando por todo el mundo al mismo tiempo que su más reciente sencillo, La plata -con colaboración de Lalo Ebratt- acumula cien millones de escuchas y visualizaciones.

Cifras apabullantes para un vallenato hecho a la manera de Juanes, como él mismo explica a Europa Press: "La plata tiene esa mezcla de folclore colombiano con elementos más contemporáneos. Siempre he visitado el vallenato a lo largo de mi carrera pero de manera más alternativa, por así decirlo. En las parrandas terminaba siempre cantando vallenatos y ya quería hacer uno".

Siempre ecléctico, se muestra el músico un tanto abrumado por la recepción del público ante este single en el que defiende la raíz colombiana: "Antes era más del rock, yo quería ser James Hetfield de Metallica. Se tarda tiempo en descubrir lo que es uno, pero valorar las raíces es fundamental".

Y aún añade: "Me ha sorprendido porque La plata -un sencillo producido totalmente en Colombia- incluso la cantan los niños. De alguna manera ha llegado con mucha fuerza y me encanta que la gente perciba la felicidad y el entusiasmo que había cuando hicimos la canción".

No pierde la ocasión el músico de referirse al "patrón" del vallenato, Carlos Vives, a quien se refiere como "una gran influencia" para toda su generación. Y tira de recuerdos: "Yo le veía cantar desde el público y pensaba 'guau quiero estar ahí'. Nos enseñó que se podía mezclar el folclore con el pop y el rock, que eso era una opción".

Remarca también Juanes que es "un logro" que un vallenato como La plata haya roto "fronteras" y aprovecha para plantear que la música tiene ese poder. "Es lo que pasa cuando escuchamos flamenco, Zaz o Rosalía, que te vuela la cabeza. Estoy entregado a Rosalía, es increíble y no hay nada más que hacer", admite entre risas.

VISIÓN DEL MUNDO

En constante gira por el mundo y rompiendo fronteras con su música, reflexiona Juanes ante su condición de trovador asegurando que le "permite tener más claro todo el panorama y sobre todo aprender de todas las culturas". Por eso, afirma que "al final te das cuenta de que realmente somos lo mismo" por encima de "idiomas, fronteras o banderas".

"Al final, ante el dolor somos lo mismo", apostilla, para luego resaltar que todavía se puede confiar en las personas, aunque no así en los dirigentes: "Las personas que manejan el mundo, que son muy pocas, están todas muy locas. Es como El señor de los anillos, que cuando se lo ponen se transforman por el poder y se vuelven locos".

Ante esto, señala Juanes que "hay un problema fundamental" en el mundo y es que "seguimos construyendo nuestra sociedad sobre los pilares de la economía y eso es lo único que importa". "La humanidad no parece tan importante y eso es muy grave y por eso estamos así", remata.

Y tras comentar esta visión global, pasa Juanes a reflexionar sobre la visión que pueda tener el resto del mundo sobre su país: "Mucha gente ha cambiado ya la manera de pensar sobre Colombia, pero nos hacen mucho daño series como Narcos porque son cosas que sucedieron hace 36 años y la gente las tiene como si fuera hoy. Pero muchos españoles han ido a Colombia y saben que es una maravilla".

POLÉMICA CON VOX

En los últimos días parece que las cuestiones políticas persiguen de alguna manera a Juanes, pues tras actuar en el festival Venezuela Aid Live en febrero, en marzo tuvo que soportar que el partido político español VOX cambiara la letra de su clásico A Dios le pido por A VOX le pido. Algo que no le gustó nada y así lo expresó públicamente.

Así, recuerda que esa respuesta airada por su parte "salió de la frustración, la tristeza y la indignación que le puede producir a uno como músico una cosa así". "Es una obra que uno hace con tanto amor, tan especial, que es como un hijo, con un sentido en la letra... Que cuando ves que se usa sin tu permiso para un partido político es fatal", relata.

Por eso, prosigue Juanes afirmando que "no se debe mezclar" la música "con ningún partido", al tiempo que lanza otra reflexión: "Lo que pasa con la política y los partidos es que siempre van a dividir a la gente, no hay forma de ganar. Te metes en la política y sales descabezado siempre".

A este respecto, pone como ejemplo el propio chat de Whatsapp de su propia familia, donde "está prohibido mandar artículos de política y cosas así", porque todos piensan "distinto" y nadie va a convencer a nadie: "Es mejor no compartir esas cosas porque es fatal. La manera de pensar va totalmente conectada a tu educación, a tu infancia, tu casa, los libros que leíste... y cada cual tiene su ADN de una manera diferente".

PLANES DE FUTURO

Volviendo al plano estrictamente musical, repasa Juanes las fechas de su próximo gira española, que pasará por Marbella (6 de julio, Starlite Festival), Madrid (9 de julio, Noches del Botánico) y Barcelona (10 de julio, Jardins de Pedralbes).

No faltarán tampoco incursiones en otros diversos países europeos mientras da forma a su próximo álbum, porque ahora los tiempos han cambiado y puedes "estar de gira y al mismo tiempo en el estudio sacando canciones". Esto, según confiesa, le "encanta" porque permite no estar de fuera de casa tanto tiempo seguido y también probar la reacción de la gente ante las nuevas composiciones antes de grabarlas.

"Pero sigo pensando en el concepto del álbum para trabajar, otra cosa es que haya canciones que vayan saliendo", aclara, para acto seguido desarrollar esta idea: "Me parece bonito pensar en el álbum, lo otro, pensar en canciones sueltas, es como abrir un libro y leerte solo el capítulo siete".

"Ahora se consume así la música, más canción por canción. Mis hijos escuchan así y ni las escuchan enteras, es algo muy loco. A veces voy en el coche con mis niños al colegio y no dejan ni una canción entera. Es mucha información", relata divertido y sonriente, aceptando de alguna manera así el signo de los tiempos.

Lo que sí le "preocupa", según destaca, es que también esté cambiando la "manera de hacer música" abrazando la tecnología. "Es importante seguir aprendiendo a tocar instrumentos. La guitarra, el piano, la batería... usando la tecnología pero sin que absorba la parte humana. Tocar un instrumento no es solo tocarlo, es disciplina también", plantea.

Por último, asegura Juanes que se mantiene ajenos a las cifras de reproducciones o ventas, puesto que para él el éxito hoy en día están en sus conciertos: "Es donde me siento realizado. Salgo a un escenario a cantar y ya está. Esas horas de concierto pagan todas las esperas en hoteles y aviones, estar sin los hijos. Desearía tocar mucho".

Contador

Para leer más


Lo más leído