11 de agosto de 2016

¿Qué es la Logosofía de Raumsol?

¿Qué es la Logosofía de Raumsol?
GOOGLE

    MADRID, 11 Ago. (Notimérica) -

   Indudablemente el once es el número más indicado para definir la vida de Carlos Bernardo González Pecotche. El 11 de agosto de 1901 nació y en esa misma fecha, en 1930, creó la Escuela Raumsólica de Logosofía.

   Más conocido por el pseudónimo literario de 'Raumsol', este educador y humanista argentino fue el creador en 1930 de la Logosofía, una doctrina ético-filosófica centrada en la organización humanista a nivel mental, sensible e instintiva, la configuración psicológica real del individuo para esta doctrina.

   Pecotche nació en Buenos Aires, Argentina, donde pasó su niñez y juventud. Desde bien joven abordó los problemas desde una perspectiva original y humanista. Así, se organizó con distintos personajes que sentían sus mismas inquietudes para determinar un nuevo método que estudiara esta nueva perspectiva ideológica.

   Tras casarse con Paulina Eugenia Puntel, se mudaron a Córdoba, la ciudad donde fundó la primera Escuela de Logosofía. Esta materia revolucionó por completo las diferentes vertientes de la psicología humana, de manera que se conformó como una nueva cultura del conocimiento a través de la cual el hombre podía conocerse a sí mismo desde distintas perspectivas.

   Un año más tarde de la fundación de la escuela que más tarde pasaría a convertirse en la 'Fundación Logosófica', Pecotche se mudó con su familia a Rosario, provincia de Santa Fe, donde comenzó a escribir para la revista Aquarius, que más tarde dirigió bajo el pseudónimo por el que se le ha conocido desde casi el inicio de su trayectoria profesional.

   Los fundamentos de esta nueva doctrina se desarrollan como una nueva concepción del hombre y del universo, siendo una disciplina humanista y experimental que pretende habilitar al individuo a encauzar y concretar de manera gradual sus actos e inquietudes, en pro de ofrecer un servicio beneficioso a sí mismo y a sus semejantes.

   Algunos de sus grandes objetivos son el dominio pleno de los elementos que constituyen el secreto de la existencia del sujeto, la superación de obstáculos comunes a través de la construcción de una vida nueva y el conocimiento del mundo mental, trascendente y metafísico --donde tienen origen las ideas y pensamientos-- para la evolución natural del ser humano.

   Tal fue su interés y acogida que Raumsol quiso desarrollar sus actividades más allá de las fronteras de su país natal y, tras fundar la primera filial logosófica en Rosario, establece un segundo centro en Uruguay, donde pronto comienza a ganar seguidores de estas teorías.

   A partir de este viaje, 'conquista' territorios vecinos como Colombia, donde formó una casa de estudios en Barranquilla, o Brasil, donde crea otra escuela humanista en la ciudad de Belo Horizonte, perteneciente al Estado de Minas Gerais. En 1939, Río de Janeiro acogió otra de sus centrales educativas.

   Dos de los primeros títulos que se atribuyen a este autor son 'Biognosis' y 'Nueva Concepción Política', publicados en 1940. Un año antes, adquirió la editorial 'Lytton', a través de la cual publicó sus números mensuales de 'Logosofía' a partir de 1941. Sus ediciones tuvieron su fin seis años más tarde.

CONOCIMIENTO ÍNTEGRO DEL INDIVIDUO

   Ya en la década de los 50, su famosa escuela cambió de nombre para llamarse 'Fundación Logosófica, en pro de superación humana'. Por estas fechas publicó 'Intermedio Filosófico', abriendo una asombrosa etapa literaria en la que se incluyen otros títulos como 'La herencia de sí mismo' y 'Logosofía. Ciencia y Método'.

   Tal y como puede leerse en este último, Raumsol define esta nueva línea como aquello que "no va en busca de las causas o principios, como lo hace la filosofía, sino que recorre en sentido inverso el camino, constituyéndose ella misma en fuente de explicación de las causas, de los principios y de todo otro interrogante planteado a la inteligencia humana".

   De esta manera, podría decirse que la logosofía es aquel estudio del hombre y su construcción de sí mismo, entendiendo el por qué de sus acciones, una forma de autoconocimiento completa y estricta que se hace necesaria para la evolución de uno mismo y de los que le rodean a través del aprendizaje, la enseñanza, el pensamiento y la realización.

   Solo a través de estas reglas, el individuo podrá ser capaz de evitar las creencias impuestas que impiden su desarrollo personal en la sociedad, algo que para el autor no es más que un obstáculo en la evolución y lo compara con un "psiqueálisis", algo así como la paralización de una zona mental en la niñez que altera la facultad de discernir con libertad en diferentes ámbitos.

   Para alcanzar este libre albedrío autodeterminista, es necesario concebir al individuo desde tres perspectivas: sistema mental, sensible e instintivo. El primero, relacionado con el pensamiento, entendimiento, razón e imaginación, se encarga de clasificar los pensamientos según su grado de utilidad, moralidad y otras clasificaciones para "reconquistar" la mente desde la propia consciencia.

   En cuanto al sistema sensible, vinculado con los sentimientos del amor, sufrimiento, agradecimiento o el perdón, se corresponde con la fase anímica del ser, que se perpetúan por el estímulo original que éste se permita a sí mismo.

   Por último, el sistema instintivo está anexado a la vida primitiva y a la desnaturalización de las actividades cotidianas supeditadas a las otras dos facetas, que pueden ser más controlables por el sujeto en cuestión.

BIBLIOGRAFÍA LOGOSÓFICA

   Al libro 'El Señor de Sándara' le acompaña unos años más tarde uno de más vendidos en Argentina, 'Deficiencias y propensiones del ser humano' editado en 1962. "Voluntad es la fuerza psíquica que mueve las energías humanas y pone en función las determinaciones de la inteligencia para el bien, la defensa y la superación del individuo", reza uno de los párrafos de este tomo.

   Y es que si por algo destaca esta corriente es por su alta misión humanista que pretende una superación integral del hombre. Por ello, a la muerte de Pecotche el 4 de abril de 1963, el mismo año que había editado 'Curso de Iniciación Logosófica', se le atribuye el cierre de una etapa profesional y, a su vez, el inicio de una fase de superación personal practicada por los alumnos de las diferentes escuelas sin ánimo de lucro que constituyó durante sus 62 años de vida.

   Como obras póstumas de Raumsol, aparecieron 'Bases para tu conducta' y 'El espíritu', dos libros aún utilizados en la bibliografía logosófica que se corresponden a la segunda etapa del autor, coincidente con la mayor expansión del movimiento logosófico.

   En la actualidad, las raíces humanistas del autor se han extendido hasta España, Estados Unidos, México, Venezuela e Israel, además de continuar destacando en los diversos países donde estableció sus primeras fundaciones.