Julio Cortázar, el padre de 'Rayuela' cumpliría 104 años

Julio Cortázar, el padre de 'Rayuela' cumpliría 104 años
26 de agosto de 2018 CORDON PRESS - ARCHIVO

BUENOS AIRES, 26 Ago. (Notimérica) -

"Los libros van siendo el único lugar de la casa donde todavía se puede estar tranquilo", aseguraba uno de los más grandes literatos a nivel universal, el incombustible Julio Cortázar.

Rompiendo la linealidad temporal clásica, Julio Cortázar presentó la 'contranovela'. Fragmentos, cuentos cortos, saltos entre capítulos y una impresionante capacidad para mostrar lo cotidiano como original, el argentino es considerado como uno de los escritores que es necesario leer al menos una vez en la vida.

"Mi nacimiento fue producto del turismo y la diplomacia", dijo en una ocasión el escritor. Su vida comenzó el 26 de agosto de 1914 en Bruselas, fruto de la asignación de su padre a la embajada de Argentina en Bélgica. A los cuatro años se trasladó a Buenos Aires, donde residió hasta su exilio en París en 1951.

Enfermizo, pasó largas temporadas en la cama, por lo que la lectura se convirtió en su gran compañera. Abandonado por su padre, su madre le procuró la mejor educación que pudo, regalándole libros de Julio Verne, Víctor Hugo o Edgar Allan Poe.

Se convirtió en escritor a una edad muy temprana, con una novela "afortunadamente perdida" a los 10 años de edad. Además, sus primeros cuentos y sonetos fueron desacreditados por su familia, que los consideraba demasiado buenos para haber sido redactados por un niño.

Formado como maestro, ejerció durante cinco años como profesor en el ámbito rural. Sin embargo, con la llegada al poder de la Nación argentina de Juan Domingo Perón en 1946, Cortázar renunció a su cátedra de literatura en la Universidad de Cuyo --en la provincia de Mendoza--, ya que se posicionó como antiperionista.

MEDIA VIDA EN PARÍS

Tras estudiar traducción en nueve meses, cuando normalmente conlleva tres años, se trasladó a París como traductor de inglés y francés de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés). Allí residió el resto de su vida, exceptuando breves estancias en otros países europeos y latinoamericanos.

Su último viaje a Argentina fue en 1983, un año después de la muerte de su mujer, Carol Dunlop, que le sumió en una profunda depresión. Pese al desprecio mostrado por el Gobierno nacional argentino, fue recibido cálidamente por sus conciudadanos.

Falleció el 12 de febrero de 1984 y sus restos reposan en el cementerio parisino de Montparnasse, bajo el mismo tumulto que su esposa. Durante 2014, Argentina le rindió todos los homenajes que no se le hicieron a tiempo. Con motivo del centenario de su nacimiento en 2014, se reeditaron sus libros, se hicieron charlas y se inauguraron monumentos en su honor.

Acusado de mentiroso compulsivo, de inventarse sus problemas sobre gigantismo y de que la medicación de tal enfermedad le provocaba un apetito sexual desmesurado --que quería saciar con su hermana--, las últimas investigaciones sobre su vida sacan a la luz detalles controvertidos. Bien para desmitificar su leyenda, bien para aumentar su mito de genio de la escritura.

UNA NUEVA FORMA DE HACER LITERATURA

Integrante del 'boom' iberoamericano, mezcló la ficción de Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez, con la emoción de Pablo Neruda. Ferviente admirador de Jorge Luis Borges, Cortázar no esconde las influencias del escritor bonaerense.

'Rayuela' (1963) es, sin duda, el primer libro del argentino en el imaginario popular. Obra central de Iberoamérica, constituye una auténtica revolución por su ruptura con la linea temporal. Aprovecha la subjetividad del lector para presentar múltiples finales, con cuatro formas de leerla.

También destaca 'Bestiario', su primera obra, publicada en 1951 e integrada por ocho cuentos en los que ya se intuía su capacidad artística para hilar lo más ordinario con su aspecto más contradictorio.

Más adelante, en 1959 apareció 'Las armas secretas', una recopilación de cinco cuentos entre los que se encuentra 'El perseguidor', señalado como uno de los fragmentos más importantes de su obra.

Pese a ser menos conocido, cabe destacar sus poemarios en prosa 'Historia de cronopios y de famas' (1962). Sin embargo, resulta muy difícil resaltar unas obras sobre otras de un escritor que dedicó su vida a la pluma con novelas, cuentos, prosas breves, obras de teatro, poesía, críticas y traducciones.