Leonardo Padura: "Cuando termino una novela empiezo a ponerme nervioso"

Prepara una novela con un personaje en Barcelona: "Me acusan de catalanista"

Leonardo Padura: "Cuando termino una novela empiezo a ponerme nervioso"
8 de noviembre de 2018 EUROPA PRESS

BARCELONA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El escritor, periodista y guionista cubano de novelas policíacas Leonardo Padura ha asegurado este jueves: "Cuando termino una novela y no sé cual es la siguiente que voy a escribir empiezo a ponerme nervioso".

En rueda de prensa en Barcelona con motivo de la concesión del Premio Internacional de Novela Histórica Barcino, se ha confesado como un trabajador compulsivo y muy ansioso, y ha desvelado que da a leer a su mujer las primeras páginas hasta sentir que tiene una nueva novela.

"Ni los premios, ni los reconocimientos, ni la experiencia te resuelven el problema fundamental a la hora de comenzar una nueva novela", ha detallado Padura.

Ha considerado que el premio le dio una enorme satisfacción y que desde que comenzó a escribir todo ha cambiado mucho pero algo sigue siendo igual: "La incertidumbre a la hora de escribir", y el reto de enfrentarse a una nueva historia cada vez.

Ha relatado que su carrera literaria se ha hecho en gran medida con el apoyo y una relación de trabajo muy seria con la editorial Tusquets: "Jamás se me ha pedido que cambie una oración o una palabra relacionada con la política o lo comercial", con editores como Juan Cerezo.

Ha dicho que la entrada de Tusquets en el grupo Planeta ha permitido una plataforma de distribución con un crecimiento de la presencia de sus libros en el espacio iberoamericano, y que "lamentablemente Cuba no importa libros" por cuestiones políticas pero también económicas, ya que los 22 euros que cuesta un libro es el salario de un mes para un cubano.

"Tengo la lamentable condición que para un lector español es más fácil acceder a mis libros que para los lectores cubanos", ha dicho, considerando que los cubanos deberían ser sus lectores naturales, y ha bromeado con que nunca ha sido un 'bestseller', pero que ha tenido la posibilidad de ser un 'outseller'.

RELACIÓN "PERSONAL" CON CATALUNYA

"Me están acusando últimamente de ser catalanista en el mejor sentido de la palabra catalanista", ha dicho Padura, que ha enumerado la relación histórica de Catalunya con Cuba, así como su condición de culé, y su relación personal y profesional con Barcelona.

Ha citado la "dinámica y estrecha relación" de Catalunya y Cuba, de la mano de los tres apellidos catalanes Xifré, Bacardí y Güell, y con una arquitectura compartida en el Ensanche y La Rambla entre Barcelona y La Habana.

De hecho, ha explicado que escribe una novela con un personaje que vive en Barcelona y es un inconformista con todo: "Para él, Cuba es una mierda, Barcelona es una mierda y el mundo es una mierda. Hay personas que son así".

Ha detallado que viene a parar a la capital catalana porque le dan una beca para terminar sus estudios de neurocirujano, y que mantiene una relación de amor-odio con la ciudad: "En las relaciones de amor odio es como mejor se puede entender el ámbito de un espacio. Uno sólo puede odiar íntimamente lo que ama íntimamente".

LA NOVELA NEGRA: UNA "ATMÓSFERA"

Sobre la dimensión histórica de sus novelas --por la que se le premia--, ha dicho que la novela negra es muy generosa en su amplitud, y que "es un tipo de literatura que se liberó de las últimas ataduras formales que obligaban a una definición del género, y es más una atmósfera" en la que todo cabe.

Para él, la parte histórica de la novela sirve para dar dimensión mayor a los conflictos del presente, y ver cómo el pasado y la historia es un vehículo para poder planificar y entender el presente.

"El Premio Pepe Carvalho creo que me ha pasado cerca pero no me ha tocado", ha bromeado el escritor sobre la eventual concesión de este premio de novela negra, y ha dicho que espera pronunciar esta noche unas palabras de gratitud por Paco Camarasa, persona fundamental en la difusión de la novela negra, y cuya ausencia será la más notable en la entrega del premio.

Contador