30 de mayo de 2016

Las letras iberoamericanas recuerdan a Onetti 22 años después de su muerte

Las letras iberoamericanas recuerdan a Onetti 22 años después de su muerte
CASA AMÉRICA

MONTEVIDEO, 30 May. (Notimérica) -

"Escribo para mí, para mi placer, para mi vicio y para mi propia condenación", decía el escritor uruguayo Juan Carlos Onetti cuando era preguntado por su pasión literaria. Este lunes, 30 de mayo, se cumplen 22 años de la muerte del afamado escritor, considerado como uno de los grandes de las letras iberoamericanas.

Conocido por hacer gala de cierto pesimismo y negatividad en su obra, Onetti fue descrito por el autor peruano Mario Vargas Llosa como "alguien enormemente original" y que hacía uso de "un universo de pesimismo que superaba gracias a la literatura".

Nacido en la capital uruguaya en 1909 y descendiente de inmigrantes irlandeses --su apellido original era O'Nety--, el autor, que siempre se refería a aquella época con cariño, se crió en una familia acomodada, junto a sus dos hermanos.

En 1930, con apenas 20 años, Onetti se casó con su prima, María Amalia Onetti, con la que tuvo un hijo: Jorge Onetti Onetti, que nació en 1931. Sus intensas relaciones amorosas y familiares sirvieron de inspiración al autor.

En 1933, aparece su primer cuento publicado, 'Avenida de Mayo', en el diario 'La Prensa', que iría seguido de un gran número de cuentos y novelas, como la conocida 'Tiempo de abrazar', que publicaría décadas después, en 1974.

Entre los años 1940 y 1975, el escritor vive su época de mayor plenitud, donde alterna sus publicaciones literarias con trabajos en revistas y agencias de noticias. En el año 1967, llega incluso a publicar un disco para la serie 'Voz Viva de América Latina', que contiene la lectura de fragmentos de la obra en voz del autor.

Después de vivir unos años en Buenos Aires, decide trasladarse a la capital española, Madrid, donde le ofrecen participar en un congreso del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana sobre el barroco. Permanecerá en Madrid durante más de 20 años.

LOS AÑOS ESPAÑOLES

Su etapa en España se caracteriza por una menor producción literaria, pero también por ser una de las más prolíficas a nivel de premios y por su participación en congresos, un hecho que siempre resultó problemático para Onetti, por su gran timidez.

En 1981, el escritor es anunciado como el ganador del Premio Cervantes de 1980, recibiendo, de este modo, el galardón más importante de toda su carrera. Ese mismo año, fue propuesto para el Premio Nobel de Literatura, aunque no llegó a recibirlo.

En 1993, publica su última novela: 'Cuando ya no importe'. Finalmente, Onetti falleció en 1994, a los 84 años de edad, en una clínica madrileña, por problemas hepáticos. Su última voluntad fue permanecer en España y sus restos fueron cremados en el Cementerio de La Almudena.