24 de diciembre de 2015

El origen de las tarjetas navideñas para desear Felices Fiestas

El origen de las tarjetas navideñas para desear Felices Fiestas
TWITTER

MADRID, 24 Dic. (Notimérica) -

Antes de la era digital en la que vivimos actualmente, de que Internet se popularizara y el correo electrónico, Whatsapp y la infinidad de aplicaciones que usamos llegasen a nuestras vidas, la gente se felicitaba la Navidad de otra forma.

Años atrás, por estas fechas, todo el mundo ya había preparado sus tarjetas de felicitación navideña para enviárselas por correo a sus familiares y amigos, sobre todo a aquellos que vivían más lejos.

Todos hemos enviado al menos una tarjeta de Navidad en nuestra vida, pero ¿conocemos realmente cuál es el origen de esta antigua tradición?

Esta invención se le atribuye a Sir Henry Cole, un caballero británico que nació en la ciudad inglesa de Bath en 1808. Además de ser el creador de las postales navideñas, también aportó grandes innovaciones en el comercio y la educación del siglo XIX.

Un buen día de 1843, tres años después de que se creara el primer sello postal, Sir Henry se percató de que la correspondencia se le estaba acumulando de tal manera que algunas de las cartas llevaban semanas sin abrir.

Ante esto, el caballero optó por compensar a todos aquellos a los que no había contestado enviándoles misivas en las que les deseaba una feliz Navidad y prosperidad en el año nuevo.

Para ello, le encargó a su fiel amigo John Calcott Horsley, que era pintor, que dibujase una escena navideña, con el propósito de reproducir varias copias en las que Cole escribió unos breves deseos de felicidad, las firmó y las envió.

Horsley pintó casi mil tarjetas en las que se leía "Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo para usted". Las felicitaciones eran unas litografías pintadas a mano y a color que representaban a una familia brindando, en los laterales aparecían varias figuras realizando buenas obras.

Años después, en 1860, el creador de la imagen de Santa Claus, Thomas Nast, organizó la primera venta masiva de tarjetas navideñas en las que aparecía la frase "Feliz Navidad", pero no fue hasta 1862 cuando alcanzaron éxito de verdad y se empezaron a imprimir en serie.

En 1893, enviar felicitaciones de Navidad ya se había extendido y se había convertido en una costumbre, que además recibió la confirmación real cuando la reina Victoria de Inglaterra encargó mil tarjetas a una imprenta británica.

Hoy en día ya no solemos practicar esta bonita costumbre, en su lugar se han instaurado los emails navideños o los típicos mensajes de Whatsapp con todo tipo de emoticonos felicitándonos las fiestas.