24 de noviembre de 2016

Sencillos pasos para hacer el mejor congrí cubano

LA HABANA, 24 Nov. (Notimérica) -

Muchos de los platos más tradicionales de la gastronomía cubana se elaboran a partir de arroz, un cereal muy rico en nutrientes que ofrece múltiples posibilidades.

Una de ellas, probablemente la más famosa, es el congrí, una receta hecha a base arroz y frijoles --otro alimento básico en la cocina iberoamericana-, con decenas de variaciones en diferentes partes de la isla.

Hemos seleccionado una de las más habituales, la receta 'habanera', que incluimos a continuación detallada en sencillos pasos, mediante los que se consigue un arroz delicioso para degustar solo o como acompañamiento de cualquier carne.

INGREDIENTES

-Una taza de frijoles negros.
-Dos tazas de arroz blanco de grano largo.
-2 tazas de caldo de frijoles negros.
-Una cebolla grande.
-Cuatro dientes de ajo.
-Medio pimiento verde.
-Medio pimiento rojo.
-Una naranja.
-Media cucharadita de orégano molido.
-Media cucharadita de comino.
-Una hoja de laurel.
-Cuatro cucharadas de aceite de oliva.
-Un chorrito de vinagre.
-Manteca.
-Sal.

PREPARACIÓN

1. La noche antes de preparar este plato, se ponen a remojo los frijoles negros.

2. Cuando se comience a preparar la receta, se ponen a cocer los frijoles en el mismo agua que estuvieron a remojo, añadiendo una hoja de laurel, un trocito de pimiento y sal. Se cuecen hasta que estén blandos.

3. En la cazuela en la que se va a cocinar el congrí, se pone a calentar un poco de aceite y se sofríe la cebolla picada, los dos pimientos y dos dientes de ajo machacados, hasta que la cebollada esté transparente.

4. Al sofrito de verdura se le añade el arroz y se revuelve durante un minuto para que esta se impregne del sabor.

5. A continuación se le añaden los frijoles y se vuelve a remover durante unos segundos.

6. Una vez revuelto, se le echan dos tazas del caldo de cocer los frijoles, comino, orégano y sal al gusto.

7. Se cocina a fuego alto hasta que comience a hervir. En ese momento se revuelve y se baja a fuego lento. Se tapa la cazuela para que el arroz quede blanco y desgranado.

8. En una sartén a parte, mientras que se hace el arroz, se sofríen los otros dos diente de ajo machacados junto con dos cucharadas de manteca y un chorro de vinagre. Una vez sofrito se incorpora al arroz.

9. Cuando se haya apagado el arroz --se cuece hasta que esté blando-- se le añaden encima unas rodajas de naranja. Se tapa y se le deja reposar unos 10-15 minutos antes de servir.