21 de junio de 2012

TEA estrena este jueves un documental sobre la emigración canaria a Venezuela

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Tenerife Espacio de las Artes (TEA) estrena este jueves a las 20.30 horas el documental 'Viudas blancas. La otra cara de la emigración canaria a Venezuela', realizado por Ana Pérez Pinto, Dailo Barco Machado y Estrella Monterrey.

Rodado en Tenerife y La Palma, este filme de 85 minutos de duración relata cómo durante la posguerra española y las décadas siguientes muchos habitantes de La Palma se vieron obligados a buscar mejor fortuna cruzando el Atlántico con destino a Venezuela.

La historia oficial ha relatado sus hazañas dejando siempre de lado a las mujeres y familias que se quedaron en el lugar de origen, esperando señales de vida que tardaban en llegar. Para muchas de estas personas, esta espera marcó sus vidas y tuvieron que sacar fuerzas para salir adelante y hacer frente a las dificultades en un contexto moral, social y político que relegaba a las mujeres a un papel secundario en la historia. 'Viudas blancas' pone su atención estas vidas que esperaron sacando a la luz la historia jamás contada que estas mujeres guardan en su memoria.

La entrada para asistir a esta proyección es libre hasta completar el aforo del Salón de Actos y previa retirada de las invitaciones en la taquilla del centro.

'Viudas blancas. La otra cara de la emigración canaria a Venezuela' ofrece una serie de entrevistas con algunas de estas personas y a la vez completa su historia con las intervenciones de especialistas en el tema como Manuel Hernández, doctor en Historia y profesor titular de Historia de América de la Universidad de La Laguna; María Eugenia Monzón, doctora en Historia y profesora de Historia Moderna en la Universidad de La Laguna, y María Victoria Hernández, cronista oficial de Los Llanos de Aridane desde 2002.

Entre las vidas que descubre este trabajo documental se encuentran las de Matilde Arroyo y Nieves Ángeles Martín, que actualmente viven en Los Llanos de Aridane. Madre e hija y son conocidas por la pequeña empresa familiar dedicada a la repostería que Matilde tuvo que crear para hacer frente a la ausencia de su marido Pedro, emigrado a Venezuela del que nunca volvió a recibir noticias. Para Nieves, que vivió la ausencia de su padre, la historia se repite con el mismo destino, la marcha sin retorno de su marido a Venezuela.

Otro de los protagonistas de esta película es Miguel Ángel Santiago, el archivista del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane. Su profesión es archivar la memoria de su localidad pero su historia jamás había revelada: Hijo de un emigrado a Venezuela, no conoció a su padre hasta los treinta años, cuando éste volvió para pasar los últimos años de vida con su familia canaria.

Además de él, también se narra la historia de Rosalba Martín (1933), que vive en El Paso, y que tras la marcha de su marido a Venezuela, pasó quince años sin salir de su casa. Con el apoyo de sus padres y sus vecinos, logró sacar adelante a su única hija. Tras sesenta años de trabajo y ausencias, todavía recuerda con ternura la belleza de su amado.