4 de diciembre de 2015

Tradición del cultivo de curagua en Venezuela, Patrimonio de la Humanidad

CARACAS, 4 Dic. (Notimérica) -

Los conocimientos y técnicas tradicionales vinculadas al cultivo y procesamiento de la curagua en Venezuela han sido inscritas en la 'Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad' de la Unesco.

Dichas técnicas abarcan un conjunto complejo de prácticas relacionadas con las maneras de cultivar esta planta y extraer de ella sus fibras blancas, caracterizadas por su solidez, resistencia y suavidad.

Esas fibras se hilan para confeccionar toda una serie de objetos artesanales, entre los que destacan las hamacas, que se han convertido en el emblema característico de la región de Aguasay.

Tradicionalmente son los hombres los que se dedican a la extracción y procesamiento de las fibras de la curagua, debido a la fuerza física que exigen esas tareas.

Las mujeres, por su parte, se encargan del tejido y la fabricación de productos artesanales. Las prácticas de cultivo, procesamiento y confección de artesanías tienen un papel importante en la configuración de la identidad de las comunidades del municipio de Aguasay. Actúan como mecanismo de cohesión social que transciende las barreras étnicas, socioculturales y de género.

También fomentan diversas formas de cooperación dentro de las diferentes comunidades y familias, así como entre ellas. Las mujeres asumen un importante protagonismo en las estructuras comunitarias y familiares, tanto en lo que respecta al trabajo creativo como en lo referente a la generación de ingresos.

Los conocimientos y técnicas se transmiten de generación en generación en el seno de las familias, principalmente por medio de la tradición oral, la observación y la imitación.

La inscripción de las técnicas tradicionales vinculadas al cultivo y procesamiento de la curagua en Venezuela ha sido decidida por el Comité intergubernamental para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, que hasta este viernes, 4 de diciembre, se reúne en Namibia.

La Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial está compuesta por expresiones que demuestran la diversidad de éste y contribuyen a la toma de conciencia sobre su importancia. El examen de candidaturas de inscripción en esta Lista concluyó por este año con 23 elementos inscritos sobre un total de 35 candidaturas.