8 de septiembre de 2014

Tres mexicanos entre los grandes coleccionistas de arte del mundo

Tres mexicanos entre los grandes coleccionistas de arte del mundo
TWITTER

MÉXICO DF, 8 Sep. (Notimérica/EP) -

   Por primera vez, hay tres mexicanos en la lista que elabora la prestigiosa revista estadounidense 'Artnews Magazine' con los 200 mayores colecciones de arte del mundo. Entre ellos, también se encuentran dos brasileños, dos venezolanos y un argentino.

   El conocido empresario Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, forma parte de esta lista, gracias a las 66.000 piezas de arte que ha ido adquiriendo durante más de 50 años. Entre ellas, destacan las obras del escultor francés August Rodin, que configuran la segunda colección más importante del mundo de este artista.

   Una colección que, según la revista 'Forbes', está valorada en 800 millones de dólares y en la que también se pueden encontrar obras de El Greco, Tiziano, Vincent Van Gogh, Henri Tolouse-Lautrec, Henri Matisse, Pablo Picasso, Joan Miró y Salvador Dalí.

   "Es una colección viva que está en movimiento constantemente, a través de tres grandes vías: exposiciones permanentes en los museos Soumaya: Plaza Carso y Plaza Loreto, y las exposiciones temporales e itinerantes, por todo México, Centroamérica, Sudamérica, Estados Unidos, Europa e incluso Asia", ha destacado el comisario de la colección, Héctor Palhares, al diario mexicano 'Milenio'.

   El arte minimalista y conceptual tiene un hueco en la colección de Eugenio López Alonso, formada por más de 2.800 obras que han sido adquiridas desde los años 70 hasta la actualidad.

   Un coleccionista que fundó el museo Jumex en la capital mexicana y que posee obras de artistas tan destacados como Andy Warhol, Damien Hirst, Jeff Koons, Ellsworth Kelly, Gabriel Orozco, Thomas Ruff o Paul MacCarthny.

   Aunque se consideran "coleccionistas de bajo perfil", el matrimonio formado por Isabel y Agustín Coppel atesora 1.500 obras. Comenzaron a adquirirlas hace 25 años y su colección permite hoy adentrarse en el arte mexicano de comienzos de los 90.

   "Los Coppel son coleccionistas de bajo perfil, así les gusta, entonces nunca ha habido estas cuestión de grandes aspavientos; es una colección que se conoce en ciertos medios, que se promueve, se difunde, se expone, se presta. Ha crecido mucho y bien, no tenemos un espacio como un museo y no tenemos intenciones de tenerlo", ha asegurado la comisaria de esta exposición, Mireya Escalante.

   Estos mexicanos han evitado que, durante décadas, grandes obras de arte salieran del país, atesorando algunas de las piezas más destacas del arte contemporáneo, al igual que hicieron Susana y Ricardo Sternbruch en Brasil, Eduardo F. Constantini en Argentina o Patricia Phelps y Gustavo A. Cisneros en Venezuela.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Roger Waters dice película sobre la gira 'The Wall' es una protesta contra la guerra

El cine social de Marta Rodríguez consigue el Premio Vida y Obra