16 de julio de 2016

La Trinitaria, cuando llegó la Independencia de la República Dominicana

La Trinitaria, cuando llegó la Independencia de la República Dominicana
WIKIPEDIA

MADRID, 16 Jul. (Notimérica) -

El 16 de julio de 1838 uno de los grandes activistas liberales dominicanos Juan Pablo Duarte y otros compatriotas crearon La Trinitaria, una sociedad secreta que tenía por objetivo la liberación de la República Dominicana del poder español.

El título de esta agrupación tenía claras referencias a la Santísima Trinidad, sin embargo, hace alusión más bien al método utilizado para el reclutamiento de fieles a esta organización. Realizada a espaldas de una procesión, Duarte vio una oportunidad perfecta para reunir a un grupo de compañeros sin que llamara demasiado la atención.

La forma de jurar esta creación fue a través de una firma sanguínea, no sin antes declarar unas palabras escritas por Duarte: "En el nombre de la Santísima, Augustísima e Indivisible Trinidad de Dios Omnipotente, juro y prometo (...) cooperar con mi persona, vida y bienes a la separación definitiva del gobierno haitiano y a implantar una república libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera, que se denominará República Dominicana".

Algunos de los presentes en esta oratoria fueron Juan Isidro Pérez, Félix María Ruiz, José María de Castro o Pedro Alejandro Pina, todos ellos reconocidos activistas políticos. Este grupo se reunió, según los historiadores, en dos ocasiones, una celebrada por la mañana y otra por la tarde. A partir del sermón, se atribuyeron nombres secretos y se dividieron en grupos de tres para evitar sospechas de reunión.

El conjunto secreto, que utilizaba una serie de signos y señales para evitar ser reconocidos, basaban sus ideas fundamentales en la masonería. Esta concepción se basa en los principios de libertad, igualdad y fraternidad, reglas fundamentales para la consecución de la independencia de la República Dominicana.

La Trinitaria se desarrolló en el marco de ocupación española en la isla que formaban Haití y la República Dominicana, denominada 'La Española'. Antes, este territorio estaba ocupado por los franceses quienes fueron derrotados por los habitantes españoles en la Batalla de Palo Hincado (1808).

Sin embargo, una vez vencida esta batalla, las autoridades españolas tuvieron poco interés por Santo Domingo, en un período popularmente conocido como 'España Boba', ya que estaba sumida en la Guerra de la Independencia española contra los franceses y se atenía al resurgimiento independentista de las colonias en América. España no tenía ninguna intención en preservar la República Dominicana, puesto que sus minas de oro estaban a punto de agotarse y no suponía un eslabón importante en su lista colonialista.

Este momento de desinterés y vacío de poder fue aprovechado por el líder haitiano Jean Pierre Boyer, quien tomó el poder de Santo Domingo y lo unificó a Haití. El país vecino no tenía ninguna manera de resistencia, ya que era fruto de la desorganización y la miseria que los colonos le habían dejado.

Por eso, la isla entera pasó a estar bajo su gobierno. De esta forma, el nuevo jefe de Estado desarrolló en la isla una serie de políticas que no fueron del todo aceptadas por sus conciudadanos dominicanos. En total, la actual República Dominicana estuvo 22 años bajo dominio haitiano.

Eliminó algunas costumbres tradicionales como las peleas de gallos, obligaba a los recién liberados esclavos a trabajar en el terreno agrícola, cerró la universidad, aumentó el pago de impuestos y prohibió a los dominicanos dedicarse al intercambio comercial.

Con estas medidas, comenzaron a surgir movimientos conspiradores contra Boyer, ya que los dominicanos nunca se han sentido "hermanos" de los haitianos, por orígenes, cultura y sociedad, sino vecinos. Uno de estos movimientos separatistas, el más importante, fue La Trinitaria.

Por aquel entonces ya existían grupos opositores al Gobierno de Boyer pero fue La Trinitaria la que tuvo mayor pulso en la batalla por la Independencia. Por un lado, estaba el movimiento pro-español, con figuras como los sacerdotes Gaspar Hernández o Pedro Pamiés. Por otro, el movimiento pro-inglés, que se inclinaba por buscar la protección de Inglaterra a cambio de ventajas comerciales. Por último, los afrancesados cuyos integrantes habían ocupado puestos administrativos del gobierno anterior y buscaban la ayuda de Francia para eliminar el dominio haitiano.

Con una gran cantidad de miembros y habiendo cambiado su nombre a 'La Filantrópica', La Trinitaria se unió en 1843 al partido liberal que derrocó al presidente Boyer. Con este nuevo título el grupo daba conferencias públicas en las que propagaban ideas nacionalistas bajo el lema 'Paz, Unión y Amistad'.

Una vez derrocado el presidente haitiano, le sucedió el oficial del ejército haitiano Charles Rivière-Hérard, quien encarceló a los principales trinitarios, mientras que desterró a otros. En esta categoría estaba Juan Pablo Duarte, que se exiliará en dos ocasiones a lo largo de su vida.

En este período Duarte buscó apoyo en Venezuela y Colombia, pero no lo obtuvo. Así, en diciembre de ese mismo año se reclamó su regreso para intentan propagar la ansiada independencia del país que, por cuestiones de salud, no pudo liderar.

Lo hizo Francisco Rosario Sánchez, un abogado, político y activista dominicano que en la actualidad es considerado junto con Duarte y Matías Ramón Mella los Padres de la Patria de la República Dominicana.

La noche del 27 de febrero de 1844 Sánchez tomó la Fortaleza Ozama en Santo Domingo y Mella hizo lo mismo con la Puerta de la Misericordia. Izando la bandera dominicana y al grito de '¡Dios, Patria y Libertad!' se proclamaba el nacimiento de un nuevo gobierno democrático y libre de imposición extranjera.

La Constitución del 6 de noviembre de ese año, también llamada 'Constitución de San Cristóbal', fue la primera Carta Magna de la República Dominicana.