14 de octubre de 2015

Vestigios del pueblo iroqués se exhiben por vez primera en México

MÉXICO DF, 14 Oct. (Notimérica) -

Vestigios arqueológicos del pueblo iroqués, que vivió en lo que hoy se conoce como Ontario (Canadá), del año 500 después de Cristo hasta el siglo XVI, se exhiben por primera vez en el Museo del Templo Mayor de Ciudad de México.

Artefactos tradicionales de esta civilización, que sorprendió por su avanzada cultura basada en el maíz, podrán verse hasta el 28 de febrero de 2016 en el museo situado en el centro histórico de México DF.

'Iroqués, visión arqueológica de una antigua cultura de Quebec', que abrió este martes, 13 de octubre, sus puertas al público, fue inaugurada el lunes por el primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, y Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Rafael Tovar y de Teresa destacó la riqueza cultural del acervo expuesto, el cual reúne 130 piezas, algunas de ellas vestigios arqueológicos hallados en las excavaciones realizadas tanto en Ontario como en Nueva York (EEUU) y que llegan a México como parte del intercambio por la muestra 'Los aztecas, el pueblo del Sol', que se presenta en Montreal y que hasta la fecha ha recibido más de 150.000 visitantes.

El titular del Conaculta celebró que el público mexicano entre en contacto con la cotidianeidad de una cultura que floreció con gran riqueza y de la cual se exhibe cerámica en barro, objetos artísticos, puntas de flechas, y herramientas de trabajo, como arpones, metates, punzones, así como amplias referencias históricas y museográficas realizadas por importantes investigadores.

Por su parte, el primer ministro Philippe Couillard dijo que al igual que México, en Quebec se ve a la cultura como un reflejo de la identidad y esta exposición es "un puente entre culturas", todo ello en el marco de los proyectos respaldados por el grupo de trabajo Quebec-México, creado en 1982, y que a lo largo de los años "ha rendido muchos frutos", por lo cual anunció que estas buenas relaciones binacionales continuarán en 2016 con la presencia de México como país invitado de honor en el Salón del Libro de Quebec.

TESTIMONIO DE UNA RELACIÓN CERCANA.

Por su parte, María Teresa Franco, directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) señaló que que esta muestra es testimonio de la cercana relación cultural entre Quebec (Canadá) y México, y enriquece la perspectiva científica al desentrañar más información sobre la civilización iroqués que se desarrolló junto al río San Lorenzo y cuyas costumbres, alimentación y presencia de las mujeres como pilar de su sociedad, "la hermanan con nuestros pueblos antiguos", dijo.

Sobre el desarrollo del pueblo iroqués, Francine Lelievre, directora general del Museo de Arqueología e Historia de Montreal Pointe-a-Calliere, apuntó que los paralelismos con algunas culturas de México son evidentes, pues si bien se tienen antecedentes de la aparición de este pueblo hacia el año 500 después de Cristo, no sería hasta su adopción del maíz como principal sustento que dejaron la vida nómada y se establecieron en un mismo lugar.

"Sembraban maíz, calabaza y frijol en una misma parcela y también desarrollaron la alfarería, caza, pesca y la elaboración de objetos que tenían connotaciones mágicas, como las pipas, de donde aspiraban la fuerza del animal que estaba dibujado en ellas. Sin duda una cultura que tiene muchos lazos y coincidencias con la vasta cosmovisión que surgió en México y que ahora el público de este país podrá apreciar por primera vez", concluyó.

En la ceremonia de apertura de 'Iroqués, visión arqueológica de una antigua cultura de Quebec' también estuvieron presentes Patricia Ledesma, directora del Museo del Templo Mayor; Jacques Daoust, ministro de Economía de Quebec; y Pierre Alarie, embajador de Canadá en México.

Para leer más