17 de julio de 2015

Woody Allen explora la moralidad y el asesinato en su última película

NUEVA YORK, 17 Jul. (Reuters/Notimérica) -

Cuando era un niño, al futuro director de cine Woody Allen le preocupaban tres cosas: el béisbol, la magia y los asesinatos.

Esto último lo utiliza de argumento en su última película, 'Irrational Man', que se estrena en los cines de Estados Unidos este viernes.

En 'Irrational Man', Allen explora los temas de la moralidad, la infidelidad, la pasividad y la mortalidad, unos asuntos que ya ha abordado en películas como 'Crimes and Misdemeanors', 'Manhattan Murder Mystery' y 'Match Point'.

Protagonizada por Joaquin Phoenix, la película relata la vida de un profesor de filosofía hostil llamado Abe, cuya vida carece de sentido hasta que conoce a una estudiante avezada, papel que interpreta Emma Stone.

A raíz de una conversación que escucha al azar durante una cena, Abe recupera sus ganas de vivir maquinando un plan para acabar con un juez aparentemente inmoral, inepto y corrupto. El profesor se convence de que eso sería algo que haría del mundo un lugar mejor.

"Me interesa", dijo Allen, de 79 años y director de más de 45 películas, sobre el asesinato. Es la "sustancia del drama", desde los griegos hasta Shakespeare, al igual que la magia y el béisbol, dos de sus grandes pasiones.

Aunque es más conocido por sus comedias, Allen declaró a la prensa que 'Irrational Man' es para él "una película seria, de principio a fin".

A lo que añadió que, si "la gente se divierte con algunas cosas dentro de la película, yo no las he puesto ahí".

REPARTO DE LUJO.

Además, el realizador se muestra orgulloso de su reparto, entre el que se encuentra Parker Posey, que da vida a una profesora que formará parte de un triángulo amoroso con Phoenix y Stone.

Las películas de Allen han atraído a lo largo de los años a actores de gran talento, pese a que cuentan con un salario mucho más bajo de lo que pueden conseguir en Hollywood.

Pero con una bien practicada modestia, el escritor y ganador de un Oscar al mejor director, alaba a sus actores asegurando que "todo lo que hago es intentar no arruinarlos".

"Esa gente lo estaba haciendo bien antes de estar conmigo. No hay nada que puedan aprender (de mí)", dijo.

NUEVOS PROYECTOS.

Además de 'Irrational Man', Woody Allen ya tiene otro proyecto entre manos. Este agosto, comenzará su próxima película, que contará con la presencia de Bruce Willis, Jesse Eisenberg, Blake Lively y Posey, entre otros. "La hacen porque les gusta actuar", dice al respecto.

Allen no se siente atraído por la fama y la fortuna, algo que, según confesó, veía "vacía y sin alegría". Para el reconocido director, "la única recompensa es el acto de hacer la película".