30 de junio de 2014

El aerosol argentino que deja huella en las canchas de Brasil

El aerosol argentino que deja huella en las canchas de Brasil
REUTERS

BUENOS AIRES, 30 Jun. (Notimérica/EP) -

Una espuma especial, denominado 'aerosol evanescente' 9.15 Fair Play, esta siendo empleado durante el Mundial de Brasil para marcar la cancha ante un tiro libre y evitar que los jugadores se muevan. Un argentino y un brasileño son los creadores del producto, que forma parte del conjunto de innovaciones tecnológicas que introdujo la FIFA para controlar los partidos y evitar problemas en el Mundial.

El argentino Pablo Silva, ha explicado que la idea nació en 2002, cuando practicaba fútbol y fue expulsado al realizar un tiro libre y quejarse ante el árbitro por reclamar que la barrera se había adelantado. Entonces, reflexionó sobre este incidente y las veces que ocurría en los campeonatos nacionales e internacionales de fútbol y se dio cuenta de que fácilmente podía solucionarse marcando la cancha, según ha relatado a la cadena BBC.

Después, se reunió con su tío que era químico para plantearle su inquietud y pensar en algo para solucionar el problema. "El desafío principal era que la espuma tenía que ser suficientemente duradera para resistir un día de lluvia, pero al mismo tiempo desaparecer dentro del plazo de un par de minutos para no dejar la cancha marcada", ha dicho.

Cuatro años pasaron hasta dar con la fórmula y cuando decidió patentarlo en 2006, descubrió que otra persona ya lo había inventado en Brasil. Así que Silva contactó al brasileño que también descubrió el aerosol, Heine Allemagne, para unir esfuerzos y dar un impulso al producto. Actualmente el aerosol 9.15 Fair Play se produce en Buenos Aires y el nombre hace referencia a la distancia que debe haber entre la barrera y el futbolista que va a patear el tiro libre.

El emprendimiento argentino-brasileño fue impulsado por el presidente de la Asociación de Fútbol Argentina (AFA), Julio Grondona, a quien acudió Silva. "Sin Julio Grondona no habría habido aerosol", ha dicho al destacar la labor del presidente de la AFA.

La magia del aerosol está en que desaparece por completo entre 45 segundos y 2 minutos, en días de lluvia se aplica en forma gruesa y lenta para evitar que se desintegre con el agua. En días normales se aplica rápidamente y alejado del césped.

En 2012, su uso fue aprobado por el Consejo de la Asociación Internacional de Fútbol (IFAB, por sus siglas en inglés), encargada de definir las reglas del fútbol a nivel mundial. Luego los árbitros empezaron a usarlo en campeonatos de la FIFA en 2013, tales como el Mundial sub 20 en Turquía y el sub 17 en Emiratos Árabes. A finales de 2013, las máximas autoridades de la FIFA, durante el Mundial de Clubes, decidieron que el aerosol 9.15 Fair Play sería usado en el Mundial de Brasil.