17 de julio de 2015

Aficionados uruguayos dan su último adiós al héroe Ghiggia

MONTEVIDEO, 17 Jul. (Reuters/EP) -

Los uruguayos despedían este viernes al fallecido ídolo de la selección de fútbol Alcides Ghiggia, el hombre que en 1950 silenció a millones de brasileños con uno de los goles más emblemáticos de la historia de los Mundiales, mientras los homenajes a su figura se replicaban en todo el globo.

Ghiggia marcó el tanto con el que la "celeste" le ganó 2-1 a Brasil para conquistar el Mundial de 1950 y levantar la Copa por segunda vez en su historia, atragantando de paso la esperanza de un país que quería ver a su equipo consagrarse como local. El ex delantero era el último sobreviviente de la hazaña.

Un centenar de personas se aproximó al Palacio Legislativo en Montevideo, donde el ex futbolista, quien falleció el jueves a los 88 años de un ataque cardíaco, era velado con honras de Estado.

"Ayer nos dejó un grande del fútbol uruguayo. Un hombre que marcó la historia de nuestro país. Gracias Alcides Ghiggia", dijo el delantero Luis Suárez en su cuenta en Twitter.

Ghiggia marcó un antes y un después para el fútbol uruguayo cuando anotó a los 79 minutos el gol que silenció a unos 180.000 espectadores el 16 de julio hace 65 años, en un hecho que pasó a la historia como el "Maracanazo".

"Nos enseñó que los imposibles no existen", dijo el futbolista uruguayo Andrés Scotti.

Ghiggia, que había estado cerca de la muerte en 2012 cuando su automóvil fue embestido por un camión en un ruta, aparecía poco en público y uno de los últimos eventos multitudinarios en los que se lo vio fue en el sorteo del Mundial 2014.

"Se nos fue, pero esto no hace más que agrandar su leyenda (...) y seguir marcándonos el camino a todos los uruguayos, no solo a los futbolistas", comentó el capitán de la selección uruguaya, Diego Godín.

Otro que homenajeó al "mago del Maracanazo" fue el presidente de la FIFA. "Muy triste por la pérdida de Alcides Ghiggia, un verdadero héroe. Mis respetos para su familia y el fútbol uruguayo", dijo el suizo Joseph Blatter.

Rodeado por innumerable cantidad de flores, Ghiggia descansaba en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso, mientras recibía el afecto de los aficionados. "Vine con mi hijo a explicarle toda la hazaña que hizo Alcides. Del mundo del fútbol, fue lo mejor. Se nos fue un pedazo de historia", dijo Rafael García, un comerciante de 45 años.

"Hoy vine porque él nos dio la identidad de uruguayos", dijo por su parte Federico Rodríguez, un estudiante de medicina de 19 años. "Estoy seguro de que la mayoría de las personas recuerda más la fecha del Maracanazo que de las batallas nacionales".

El reconocido deportista, que después de jugar en Italia pasó años de penuria y llegó a subastar una de sus medallas para construir su casa en un modesto barrio en Uruguay, trataba de no hablar de Maracaná porque decía que le provocaba tristeza no tener vivos a sus compañeros de hazaña.

"Eso era muy triste para él, porque fue una época muy especial en su vida (...) Le tocó despedirlos a todos y ahora todos lo despiden a él", dijo su hijo Arcadio Ghiggia.

La Roma, uno de los equipos por los que pasó, también se despidió del uruguayo. "AS Roma llora la pérdida de Alcides #Ghiggia, miembro del Salón de la Fama 2014", dijo el club en las redes sociales.

Para leer más