28 de octubre de 2019

Alcaine (ACFF): "Queremos la profesionalización, pero hay que ser consecuentes con la realidad"

Alcaine (ACFF): "Queremos la profesionalización, pero hay que ser consecuentes con la realidad"
Fútbol.- Alcaine (ACFF): "Queremos la profesionalización absoluta, pero hay que - ZARAGOZA CFF

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Clubs de Fútbol Femenino (ACFF), Rubén Alcaine, afirmó que tenían "la intención" este lunes de evitar que hubiese la convocatoria de huelga en la Primera Iberdrola, pero lamentó el enrocamiento de los sindicatos en la parcialidad y el salario y aclaró que el objetivo de la patronal es también "la profesionalización absoluta" del fútbol femenino, pero respetando su "sostenibilidad".

"Veníamos con la intención de intentar que no se diese la huelga y hasta los propios mediadores han intentando llegar a un acuerdo de alguna manera. Nuestra postura es que creemos en la sostenibilidad del fútbol femenino, que llevamos cuatro años de evolución notable y que ésta debe ser progresiva. Las cifras en las que se enrocan del 75 por ciento de la parcialidad y el salario mínimo de 16.000 euros no lo vemos viable", subrayó Alcaine tras la fallida mediación.

El dirigente recordó que "actualmente" en la Primera Iberdrola hay futbolistas con un salario de hasta 60.000 euros y "muchas que los tienen entre 15.000 y 20.000 al 50 por ciento de parcialidad". "Una subida de la parcialidad al 75 por ciento multiplicaría por 1,5 los salarios actuales y creemos que no es la forma", reiteró.

Por ello, demandó que el crecimiento continúe en "la línea que se está haciendo" en la actualidad y para lo que considera "fundamental la generación de ingresos y el ser responsable con los clubs que deportivamente se han ganado el derecho de estar en la competición y no poner una barrera que sólo unas pocas secciones de equipos de Primera puedan mantener".

Alcaine indicó que las futbolistas, como reclaman, "son jugadoras al 100 por 100" y la ACFF desea igualmente "ir a una profesionalización absoluta, más pronto que tarde". "Pero por encima de la Primera Ibedrola, la ACB, la Segunda y la Primera están por encima en condiciones salariales en líneas generales de cualquier otra disciplina masculina y femenina", puntualizó.

"Tenemos que ser consecuentes con la realidad que tenemos y de los ingresos que somos capaces de generar. No podemos hablar siempre de mínimos, los sindicatos están exigiéndolos, pero no hay equipos que tengan esos mínimos en la plantilla total y luego hay muchos factores como el cuerpo técnico, el personal no deportivo y muchos gastos que deben acometer los propios clubes", añadió el presidente de la ACFF.

Además, recordó que no hace tanto que han "ido de la mano" con las jugadoras, y aunque inicialmente aseguró que no sabía en "qué momento" se había producido ese distanciamiento, luego dejó caer lo contrario. "Bueno, sí lo sabemos", remarcó sin citar ningún nombre en lo que pudo ser una clara alusión al cambio presidencial en la RFEF.

"Está muy bien la posición de los sindicatos, pero hasta ahora no hemos estado tan mal y hemos sido los primeros que hemos apostados por el fútbol femenino mucho antes de la llegada de los sindicatos. Si en estos últimos años estamos donde nos encontramos, no acabamos de entender esa subida exponencial inasumible para muchos clubes", reiteró.

"ESTA TEMPORADA ESTÁN EN CONDICIONES MEJORES"

Así, invitó "a recapacitar a la parte sindical". "Esta temporada, en líneas generales, las jugadoras se encuentran en condiciones mejores que en la anterior. No entendemos el enrocamiento de que debe ser ya sí o sí los 16.000 euros al 75 de parcialidad y un mínimo de 12.000. Hay muchos clubes que esta temporada no pueden acometer estas mejoras y al final nos quedaría una Liga de 6, 8 ó 10 equipos de secciones femeninas, despareciendo 6 u 8", recalcó.

En este sentido, también aclaró que, aunque entiende que son las futbolistas, tras la unión vista el pasado martes en el anuncio de ir a la huega, las que "piden" estas mejoras, lo que le "transmiten" ellas a sus clubs no es "tan radical" como lo que le dicen los sindicatos, "que parecen inamovibles en su postura".

Finalmente, Rubén Alcaine se refirió a la negativa a que estuviesen e en la mediación el CD Tacón y el Athletic Club. "No es que no les hayamos dejado asistir, hemos manifestado un defecto de forma en la convocatoria. La mesa negociadora ha estado formada siempre por un representante de cada uno de los tres sindicatos y cinco de la asociación. Les han convocado los sindicatos, era un defecto de forma y así lo hemos constatado", zanjó.