29 de agosto de 2019

La anfitriona y Polonia quieren sobresalir en un grupo endeble

La anfitriona y Polonia quieren sobresalir en un grupo endeble
Baloncesto/Mundial.- (Análisis) Grupo A: La anfitriona y Polonia quieren sobresaFIBA

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La anfitriona China y Polonia, que disputará su primer Mundial desde 1967, son los dos combinados que parecen destinados a disputarse el primer puesto del del Grupo A, mientras que sus acompañantes son Venezuela y Costa de Marfil, conformando uno de los grupos más débiles de los ocho del Mundial de China.

Los polacos tienen razones para confiar en su presencia en la siguiente fase, después de haber completado unas sólidas 'ventanas' FIBA. Polonia fue capaz de dejar fuera de la cita mundialista a Croacia, uno de las históricas del baloncesto europeo y que quedó muy afectada por las bajas en la fase de clasificación.

Aún así, el conjunto dirigido por el entrenador estadounidense Mike Taylor está en el torneo por méritos propios y cuenta con las armas necesarias para estar en la siguiente ronda. El conjunto lo lidera en cancha el ex escolta de Herbalife Gran Canaria Mateusz Ponitka. En la consecución del billete para China, el exterior de 25 años demostró sus dotes anotadoras con 13,4 puntos por partido y una muy buena mano desde el triple, promediando un 42,9% de acierto.

El otro gran nombre de la selección europea A es el del alero de Unicaja Adam Waczynski. Pese a haber perdido el peso que tenía en Obradoiro, con su selección sigue siendo uno de los principales argumentos ofensivos y deberá ser un descargo en ataque para Ponitka.

Por dentro, Polonia mantiene a una de sus referencias históricas, el ex del Barça y Saski Baskonia Maciej Lampe, que pese a sus 34 años sigue dejando muestras de su calidad en la liga del país anfitrión con el Jilin Northeast Tigers.

Otro de los referentes de esta Polonia es el nuevo base del Coosur Real Betis A.J. Slaughter. De corte más anotador que distribuidor, fue un pilar en la clasificación polaca para el torneo que está a punto de comenzar. La selección la completan jugadores que están fuera del primer orden baloncestístico europeo.

CHINA Y EL PESO DE SER ANFITRIONA

La selección china, clasificada para la cita como organizadora, gozará del aliento de pabellones llenos en cada uno de sus compromisos en este Mundial. Ese podría ser un factor determinante para el conjunto asiático, que en la pista no ha encontrado todavía un relevo de garantías a la figura de Yao Ming.

Las aspiraciones de los locales pasan por lo que puedan hacer dos ex NBA como el pívot Zhou Qi y el ala-pívot Yi Jianlian, que pasaron sin pena ni gloria por la competición estadounidense, pero que con la camiseta de su selección se convierten en dos presencias interiores notables sobre las que reposa la mayor parte de la anotación china.

El resto del combinado lo componen jugadores de la Chinese Basketball Association (CBA), un campeonato de menor nivel, más conocido por ser un lugar de retiro de jugadores relevantes que por las virtudes del campeonato.

Por parte de Costa de Marfil, el mero hecho de estar en una Copa del Mundo es un logro. Con un plantel plagado de jugadores jóvenes, el puntal del equipo será el ala-pívot nacionalizado del Zalguiris Kaunas Deon Thompson, que estará muy solo a la hora de llevar el peso de su equipo.

Cierra el Grupo A la selección venezolana, que terminó por delante de la poderosa Brasil en las ventanas. Una selección con jugadores procedentes de la Liga Profesional de Baloncesto de Venezuela en la que destaca el ex de Montakit Fuenlabrada Gregory Vargas.

Para leer más