5 de abril de 2019

Aplazan el juicio al jugador Adriano por presunto fraude fiscal al tener partido en Turquía

Acusaciones y defensa exploran un posible pacto que evite el juicio

Aplazan el juicio al jugador Adriano por presunto fraude fiscal al tener partido en Turquía
FCB - ARCHIVO

BARCELONA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sección Séptima de la Audiencia de Barcelona ha aplazado hasta el 4 de junio el juicio previsto para el martes 9 de abril contra el exjugador brasileño del FC Barcelona Adriano Correia por presunto fraude fiscal porque la noche antes tiene un partido de la liga turca con su equipo, el Besiktas, contra el Rizespor.

Según una providencia a la que ha tenido acceso Europa Press, el tribunal ha acordado suspender el señalamiento del juicio oral, a petición de la defensa, y fijarlo para el martes 4 de junio, para lo que vuelve a citar a las partes, testigos y peritos para ese día.

De momento, se está explorando un posible pacto que permita evitar el juicio entre la Fiscalía y la Abogacía del Estado, acusaciones en este procedimiento, y la defensa del exazulgrana, aunque estas conversaciones todavía no han fructificado, según han indicado a Europa Press fuentes judiciales.

Adriano está acusado de dos presuntos delitos contra la Hacienda Pública por valor de 646.086,09 euros, al haber ocultado sus ingresos derivados de la cesión de sus derechos de imagen en 2011 y 2012, cuando jugaba con el club azulgrana.

La Fiscalía pide para él tres años de cárcel y una multa total de 1,1 millones de euros, además de que le reclaman indemnizar a la Hacienda Pública con los 646.086,09 supuestamente defraudados, según el escrito del fiscal recogido por Europa Press.

El jugador brasileño llegó a España en enero de 2005 para jugar en el Sevilla FC, equipo en el que estuvo hasta que en julio de 2010 fue fichado por el FC Barcelona, y se acogió entonces al régimen especial para trabajadores desplazados a territorio español, que permite tributar como no residentes el año de la llegada y cinco más.

Adriano, que jugó en el Barça hasta que a finales de la temporada 2016 fue traspasado al Besiktas JK, a partir de 2011 estaba obligado a tributar como residente en España por su renta mundial, pero eludió pagar por sus ingresos derivados de la cesión de sus derechos de imagen en 2011 y 2012.

Para ello, según el fiscal, usó un doble mecanismo: ocultó los ingresos derivados de un contrato suscrito con una marca deportiva el 1 de agosto de 2007 y simuló la cesión de sus derechos de imagen "a una sociedad puramente instrumental: Chacun à sa place Comercio Internacional e Serviços", constituida en 2001 en Madeira.

De esta forma, Adriano "se sirvió del ventajoso régimen fiscal de dicho territorio portugués para percibir las rentas derivadas de la cesión de la explotación de sus derechos de imagen al FC Barcelona", dice el Ministerio Público.

Tanto el jugador como el propio club presentaron declaraciones complementarias y además Adriano ha efectuado varios ingresos a la Agencia Tributaria, con lo que según el fiscal "habría saldado en su totalidad con la Hacienda Pública la deuda que existía", por lo que pide aplicarle la atenuante de reparación del daño.

Para leer más