11 de enero de 2006

Argentina/España.- Un equipo de rescate baja los restos del montañista español fallecido en el Aconcagua

BUENOS AIRES, 11 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Los restos del montañista español Borja Oviedo, de 30 años de edad, fallecido ayer a metros de la cumbre del cerro Aconcagua (6.962 metros) podrían ser llevados mañana a la ciudad de Mendoza, distante a unos 1000 kilómetros de Buenos Aires, para su posterior traslado a España cuando se completen todos los trámites pertinentes.

La canciller del Consulado General de España en Mendoza, Inmaculada Sanfrutos, informó a Europa Press que los grupos de rescate ya habían emprendido hoy el descenso desde la cumbre del Aconcagua, donde ayer se produjo el fallecimiento de Oviedo.

"El equipo de rescate ya lo está bajando y a media tarde de hoy llegará al campamento base, situado en la zona llamada Plaza de Mulas, a unos 4.000 metros de altura. Desde allí será llevado a la localidad de Penitentes en helicóptero, para luego trasladarlo a Mendoza en ambulancia", explicó Sanfrutos.

El cuerpo del montañista podrá ser trasladado a España cuando se concreten los trámites de rigor, como pericias y autopsias, y luego de que la Justicia que interviene en el caso curse la autorización correspondiente.

La diplomática explicó, según los datos de que dispone, que el deceso de Oviedo se produjo "cuando estaba a a diez metros de hacer cumbre. Lo que está claro es que no fue un accidente, sino que sufrió un fallo cardiorespiratorio o un paro cardíaco, peso eso lo tendrán que determinar los peritos".

Sanfrutos dijo que Oviedo era oriundo de Valencia al igual que el resto de los integrantes del grupo de montañistas españoles, que estaría formado por entre 11 o 13 personas. Explicó que ya se comunicó con la familia de Oviedo para darle la noticia del deceso.

El jefe del grupo policial de Rescate en Alta Montaña de la policía mendocina, comisario Armando Párraga, explicó a la agencia oficial de noticias Télam que el grupo de españoles había soportado una intensa tormenta que se prolongó durante varios días hasta que se despejó el camino a la cumbre del Aconcagua.

"Tras varios días de temporales y fuerte viento más arriba de los 5.000 metros, una provisoria mejoría de la situación meteorológica permitió que varios grupos de escaladores intentaran coronar la cumbre", explicó el jefe policial.

La diplomática española confirmó que el grupo de montañistas había encarado ayer el ascenso a la cumbre, luego de haber soportado varias jornadas de mal tiempo, junto con otros escaladores que estaban esperando para realizar el ascenso.

Por su parte, el director de Recursos Naturales Renovables de la provincia de Mendoza, José Leopoldo León, confirmó el fallecimiento del montañista español, y aseguró que se trata del primer desenlace mortal que se produce en esta temporada en el Parque Provincial Aconcagua.

Todos los años cientos de montañistas viajan desde distintas partes del mundo hasta la provincia argentina de Mendoza con el objetivo de alcanzar la cumbre del Aconcagua, un pico que todas las temporadas se cobra varias víctimas mortales.