19 de octubre de 2007

Argentina.- Maradona asegura que se "aburrió" viendo jugar a la selección argentina

BUENOS AIRES, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex jugador de fútbol Diego Armando Maradona repasó la actualidad de la selección argentina y llegó a reconocer que se "aburrió" viendo jugar a la albiceleste porque no es normal que Messi encare y después tenga que dar un pase de 40 metros para atrás para Demichelis, Heinze o Milito; no me gustó".

El astro y controvertido personaje mediático apuntó, en un programa de televisión de su país, que Argentina no le dejó conforme. "Me hubiera gustado que después de los goles a Chile el equipo se arme. Chile no nos demostró nada. Es respetable Bielsa, no su equipo", dijo.

"El partido contra Venezuela lo pudimos utilizar para meter variantes, para crecer como equipo. El resultado estaba puesto. Tenemos que prepararnos para el Mundial de Sudáfrica, no para ganarle a Venezuela", señaló Maradona.

El que fuera jugador de Boca Juniors indicó que no le gustó la actitud de la albiceleste. "El equipo me aburre porque tiene potencial. A mí me encantan los bajitos, pero los bajitos con coordinación. Yo no me como que el gol de Milito frente a Venezuela fue una jugada preparada", comentó.

"TODAVÍA TENGO PESADILLAS CON LAS DROGAS".

Además, Maradona tras repasar la actualidad de su selección, confesó que sigue soñando con las drogas, y que todavía tiene pesadillas, tras las dos veces que estuvieron a punto de llevarle al borde de la muerte.

"Todavía tengo pesadillas con las drogas. Sueño mucho con la droga. Sueño y no me puedo despertar. Cuando despierto mi lucha interna es tremenda. Al primero que veo lo abrazo y le digo 'menos mal que era un sueño'", dijo Maradona.

Maradona, de 46 años, fue ingresado por última vez en abril de este año en un centro neuropsiquiátrico donde debió ser hospitalizado para combatir su adicción al alcohol. Esta fue la octava vez que Maradona fue internado en 10 años. En 2000 y 2004 Maradona estuvo al borde de la muerte por su adicción a la cocaína, un problema que según sus médicos ya ha sido superado.