28 de octubre de 2007

Argentina.- Maradona cree que la actual selección argentina carece del "hambre de gloria" que sí tuvo la de 1986

BOGOTÁ, 28 Oct. (EP/AP) -

El ex futbolista argentino Diego Armando Maradona declaró en una entrevista concedida a la cadena de televisión colombiana RCN que la actual selección argentina carece del "hambre de gloria" que sí tuvo la de 1986, la que él condujo al triunfo en el Mundial de México.

Maradona, de 47 años, se refirió a este aspecto y a muchos otros, incluida su creencia en Dios y la situación de la Iglesia, la FIFA, Pelé, Franz Beckenbauer y Michael Platini, el amor por sus hijas, la admiración por Fidel Castro, su gol con la mano en México 86 y la adicción a las drogas, que le tuvieron al borde de la muerte.

El ex astro concedió esta larga entrevista en Bogotá, donde permaneció varios días para someterse a un tratamiento odontológico con el fin de rediseñar su sonrisa y a una terapia de rejuvenecimiento, sin bisturí.

Marlon Becerra se encargó del tratamiento dental, coordinó la terapia y terminó haciéndole una entrevista de más de tres horas de duración, en un estudio privado, lejos de periodistas y curiosos.

Maradona se mostró bastante crítico con su selección afirmando que "el problema es la falta de hambre de gloria". "Cada vez que tengo la oportunidad de hablar con los jugadores les digo: el hambre de gloria no se compra, el hambre de correr detrás de la pelota no muere nunca, es necesario respetarla, moverla", comentó.

Asimismo, el 'Pelusa' se mostró feliz cuando revivió el momento del gol que anotó con la mano, refiriéndose a la polémica 'mano de dios' como "el más importante" de su carrera.

"Mis compañeros me preguntaban qué hacemos si el gol fue con la mano, les dije: 'Vengan, abrácenme, hagamos de esta farsa una realidad'", relató.

DURAS PALABRAS CONTRA PELE, PLATINI Y BECKENBABUER.

Además, el argentino tuvo palabras muy duras contra otros grandes futbolistas como Pelé, Platini o Beckenbauer. "Si hubiese abrazado al presidente de la FIFA (Sepp Blatter) hoy sería de esta familia. Estaría al lado de Pelé, Platini y Beckenbauer", declaró.

"Platini hoy es el capo de la UEFA, Pelé defiende a la FIFA y Beckenbauer consiguió para Alemania la sede de la Copa del Mundo, todos han logrado beneficios pero esto es triste. Si no defienden lo que se necesita defender, no son tan grandes. Quieren tener un corrupto más en la familia, pero no me interesa", señaló.

Además, revivió lo que sufrió en el Mundial de Italia 1990. "Me pasaron factura por haber eliminado a Italia, por las críticas contra los arbitrajes y a la FIFA por defender más a los patrocinadores que a los jugadores", dijo.

Por otra parte, reconoció que la adicción a las drogas le llevó a descuidar a sus hijas y recordó el momento en que estuvo al borde de la muerte. "Cuando escuché la voz de mi hija (Dalma) diciéndome 'vos no me podés dejar sola', me dije: 'esto hay que cambiarlo'", reconoció.

"LA IGLESIA ES UNA MULTINACIONAL, UN NEGOCIO TOTAL".

Sobre la religión, Maradona apuntó que no le pedía "nada al 'barbas' (Dios)". "Le pido para mis dos hijas, no quiero recargarle de solicitudes, que me lleve cuando quiera pero a mis ángeles no, que las siga protegiendo", confesó.

Sin embargo, señaló que "la Iglesia es un negocio total, una multinacional". "El Papa me parece un político increíble, no creo en nada de eso. Esa es la Iglesia, Dios es otra cosa", recordó al borde del llanto.

El ex 'Diez' del combinado argentino vivió un tiempo en Cuba, cuando se sometió a un tratamiento de desintoxicación y tuvo la oportunidad de conocer a Fidel Castro, con quien entabló una buena relación.

"Era más fácil conocer a Kennedy, ya muerto, que a Fidel vivo, me emocionó. Hablamos desde la medianoche hasta las seis de la mañana. Fidel sabe de todo", sentenció.