15 de agosto de 2007

Argentina.- El presidente de River Plate asegura que no va a renunciar y niega vínculos con la 'barrabrava'

BUENOS AIRES, 15 Ago. (EP/AP) -

El presidente de River Plate, José María Aguilar, negó el martes que vaya a renunciar y que el club sufra una crisis institucional, en medio de la guerra desatada en la 'barrabrava' riverplatense y que la semana pasada se cobró a su primera víctima.

"No pensé en renunciar", aseguró el directivo en conferencia de prensa, en respuesta a los rumores que circulan desde hace días sobre su inminente alejamiento de la institución por la sangrienta pelea entre dos sectores del denominado grupo 'Los Borrachos del Tablón'.

La semana pasada fue asesinado el hincha Martín Gonzalo Acro, de 29 años, ligado a uno de los grupos en pugna por el control de la 'barra'. Acro fue acribillado a balazos en una emboscada que la justicia sospecha está relacionada con esa interna.

Por "falta de garantías", el gobierno suspendió el partido que River debía disputar en su estadio ante Newell's el domingo por la segunda jornada del torneo Apertura. El conjunto conducido por Daniel Passarella aún no debutó en el certamen, ya que también había postergado el estreno ante Gimnasia de Jujuy hace dos semanas por una gira en Corea del Sur.

Aguilar ha sido cuestionado por los miembros opositores de la comisión directiva por sus supuestos vínculos con los hinchas violentos, lo cual negó terminantemente, si bien reconoció que Acro "era empleado del club desde hacía cinco años", aunque aseguró que "no le conocía". "El ocupaba un área con la que yo no tengo vinculación", añadió.

Pero el directivo sí admitió conocer a Alan Schlenker y Adrián Rousseau, identificados como los jefes de los dos sectores enfrentados. "Vienen al club hace mucho tiempo. Uno o los dos ejercían actividades deportivas. Y siempre nos veíamos en la cancha", relató.

Al ser consultado sobre la pelea, Aguilar aseguró que no podía "dar una explicación inteligente". "En toda mi vida nunca estuve tan lejos del fenómeno de la tribuna como ahora. Hay dos jueces que están investigando y ellos pueden dar las respuestas oportunas", comentó.

Y más allá de que esa disputa ha perjudicado deportivamente al club --el estadio fue suspendido el semestre pasado en dos oportunidades tras incidentes en su hinchadas--, para Aguilar, River "ha mantenido esa solidez política e institucional de la cual estamos muy orgullosos".

El directivo estuvo reunido antes con el ministro de Interior, Aníbal Fernández, quien le transmitió "la firme voluntad del gobierno para que River pueda volver a actuar en el campeonato", según Aguilar. Tras ese encuentro, quedó confirmado que River jugará el próximo domingo de visitante el clásico ante San Lorenzo.