El autogol y la muerte del colombiano Andrés Escobar: cuando el fútbol traspasa los límites

El autogol y la muerte del colombiano Andrés Escobar: cuando el fútbol traspasa los límites
2 de julio de 2018 TWITTER

MADRID, 2 Jul. (Notimérica) -

El día 2 de julio representa una fecha oscura para el fútbol colombiano. Hace 24 años, Andrés Escobar, futbolista de la selección nacional de Colombia, falleció en Medellín tras ser asesinado diez días después de la celebración de un partido en el que, desgraciadamente, marcó un gol en propia meta.

Los hechos ocurrieron cuando Escobar, de entonces apenas 27 años y jugador del Atlético Nacional de Medellín, participaba en la Copa del Mundo de 1994. La selección de fútbol colombiana tenía que disputar un partido frente a Estados Unidos, y durante el desarrollo del mismo el autogol de Escobar dejó a Colombia fuera del torneo.

Al parecer, el desenlace del partido causó notables pérdidas en apuestas organizadas por varios poderosos narcotraficantes. Días después, Escobar, también conocido como 'El Caballero de las Canchas' por su temperamento pacífico, fue asesinado a balazos en el aparcamiento de un bar.

"Se hablaba del narcotráfico, de apuestas con sumas exorbitantes, de sicarios y lo vinculaban con la muerte de nuestro número", relató recientemente un hincha del equipo de fútbol en el que jugaba Escobar, Alejandro Mendoza, en una entrevista a 'BBC Mundo'.

Según el reporte del fiscal del caso, Jesús Albeiro Yepes, unos hombres vinculados con el paramilitarismo y el narcotráfico colombiano, los hermanos Pedro David y Juan Santiago Gallón Henao, se acercaron a molestar al futbolista.

Este pidió respeto desde el asiento del piloto de su coche, sin embargo, el chofer de los hermanos Gallón, Humberto Muñoz, se acercó y le disparó a Escobar seis veces en la cabeza. "Su muerte nos permitió palpar el tamaño de nuestra degradación moral como sociedad, debido a la influencia nociva del narcotráfico. Fueron años terribles", señaló el cronista barranquillero Alberto Salcedo Ramos.

El fiscal del caso aseguró que en 24 horas se resolvió todo y se capturaron a los culpables. "A las 2 de la tarde ya sabíamos quién era el asesino, que los Gallón estaban involucrados y el rastro del arma homicida", manifestó Yepes en su relato recogido en el diario colombiano 'El Espectador'.

Investigaciones posteriores vincularon al homicidio con mafias dedicadas a las apuestas deportivas, aunque esto no pudo ser comprobado judicialmente.

El autor del asesinato, Humberto Muñoz, fue condenado a 43 años de prisión, pero con la entrada en vigencia del nuevo Código Penal de Colombia en 2001, esta fue rebajada a 23 años. Además, el 5 de octubre de 2005 Muñoz se acogió a un beneficio extracarcelario que le permitió salir de la prisión.

Por su parte, los hermanos Gallón, que "no solamente tenían dinero, sino poder y amigos en el Estado", según el fiscal, fueron procesados por encubrimiento y no se les investigo como cómplices y determinadores del asesinato. "La justicia les dio un trato muy indulgente", señaló Yepes.

El hermano del futbolista, Santiago Escobar, lo recuerda como un hombre que vivía para su profesión y como un ejemplo para todo el país de rectitud, de transparencia y de valores. "Andrés hay que recordarlo con alegría, si estuviera vivo sería el hombre más feliz con los triunfos de la Selección", declaró su hermano.

Escobar fue homenajeado recientemente durante el comienzo del encuentro entre Estado Unidos y Colombia por la Copa América Centenario, acto que se celebró sobre el césped del Levi's Stadium de California y al que acudieron los hermanos del deportista.