2 de junio de 2007

Bolivia.- Evo Morales juega al fútbol en el glaciar de Chacaltaya para protestar la decisión de la FIFA sobre la altitud

LA PAZ, 2 Jun. (EP/AP) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, jugó un partido de 'futbolito' a 5.270 metros de altitud como parte de su campaña de protesta por el veto de la FIFA a los partidos internacionales en canchas situadas a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar.

El encuentro se desarrolló en una pequeña cancha de tierra en el el glaciar de Chacaltaya, donde se encuentra la pista de esquí más alta del mundo, y con la vista de fondo de los Andes.

El mandatario y sus colaboradores se enfrentaron a un equipo de estudiantes de un laboratorio de Física de la Universidad Mayor de San Andrés, que tiene su base en el glaciar.

"Tengo esperanza, Bolivia no va a ser excluida, estamos explicando, informando para no ser marginados del fútbol mundial", dijo a los periodistas que lo acompañaron al glaciar.

Morales fue aplaudido y se fotografió con un grupo de turistas que visitaban la zona nevado, entre ellos algunos brasileños que portaban la bandera de su país. El mandatario convirtió tres goles, pero en varias ocasiones la pelota rodó montaña abajo.

Por su parte, su enviado a Zurich, el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, confía en que es "posible revertir el veto" el 15 de junio cuando la Conmebol se reúna en Paraguay para debatir el tema y definir una posición ante el Comité Ejecutivo de la FIFA que deliberará a fin de mes.

Quintana aseguró que el presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz "respaldó" la posición boliviana. En tanto, el gobierno seguirá con una campaña internacional y prepara una movilización de los residentes bolivianos en Europa, dijo Quintana.