26 de enero de 2015

CICLISMO-Armstrong dice no necesitaría doparse en la actualidad, pero que volvería a hacerlo en 1995

LONDRES, 26 ene, 26 Ene. (Reuters/EP) -

- El ex ciclista Lance Armstrong dijo que no habría tenido que recurrir al dopaje en la era actual, y que lo que ocurrió hace años debe ser visto en su contexto.

"Si corriese en 2015, no, no volvería a hacerlo porque no creo que haga falta", dijo el pedalista tejano el lunes en una entrevista con la BBC. "Si volviese a 1995, cuando el dopaje era generalizado, seguramente volvería a hacerlo".

Después de superar un cáncer, quien fuera el héroe de millones de aficionados al ciclismo fue despojado de sus siete títulos de ganador del Tour de Francia y expulsado de por vida de la competición en 2012 tras una decisión de la agencia antidopaje estadounidense.

El organismo lo acusó de haber tramado una de las redes de dopaje más sofisticadas en la historia del deporte.

Después de volver a correr en la década de 1990 tras recuperarse del cáncer, Armstrong fue acusado de dopaje con frecuencia, algo que el ciclista siempre negó hasta la decisión tomada por la agencia antidopaje.

El informe de la entidad, compuesto de 200 páginas apoyadas en más de 1.000 pruebas y evidencias, llevó finalmente a Armstrong a confesar su dopaje en una entrevista con la popular presentadora estadounidense Oprah Winfrey en enero de 2013.

"Cuando tomé la decisión (de doparme en 1995), cuando mi equipo tomó esa decisión, cuando todo el pelotón tomó esa decisión, fue una mala decisión en un momento imperfecto".

"Pero ocurrió. Y sé lo que pasó debido a eso. Sé qué le pasó al deporte, vi su dimensión", agregó.

Armstrong aseguró estar arrepentido por su comportamiento "inaceptable e inexcusable" con otros corredores y figuras del deporte durante los numerosos intentos de rechazar sus acusaciones de dopaje.

"Quería cambiar al hombre que hacía esas cosas, quizás no la decisión, sino la manera de actuar", destacó. "La forma en que trataba a la gente, la forma en que no podía parar de pelear. Era inaceptable, inexcusable".

Pese a que Armstrong perdió los siete títulos logrados en el Tour entre 1999 y 2005, la corona no fue traspasada a ningún otro ciclista debido a la prevalencia del dopaje en aquellos momentos.

El estadounidense se mostró resuelto cuando le preguntaron acerca de los títulos. "Creo que tiene que haber un ganador. Lo digo simplemente como aficionado. No creo que se quede desierto... yo siento que gané esos Tours", señaló.

Armstrong se está planteando retomar su organización de ayuda contra el cáncer, de la que se alejó en el pico del escándalo, y continúa haciendo presión para intentar que se levante la prohibición que pesa sobre él para poder competir en otros deportes como el triatlón.

Cuando le preguntaron si la gente estaba lista para su retorno a la vida pública, dijo: "De forma egoísta, diría que sí, nos estamos acercando a ese momento".